BAQUIA

Instagram lanzará una versión para Android

El futuro se presenta brillante para Instagram, aunque también lleno de trabajo y desafíos. Esa es la impresión que da su CEO, Kevin Systrom, en una entrevista concedida al diario británico The Guardian.

Aunque en menos de un año (se lanzó en octubre de 2010) la aplicación haya sido descargada por ocho millones de usuarios del iPhone, todavía hablamos de una startup que está asumiendo el éxito y ampliando personal, aunque a un ritmo muy moderado: de dos pasaron a cuatro empleados, y ahora son seis.

Systrom explica las claves del éxito de su producto. Además de los filtros para retocar imágenes y la posibilidad de compartir fotos en las redes sociales más populares (Twitter, Facebook, Flickr), destaca el poder de la comunidad, que pone en contacto desde a profesionales con amateurs, pasando por celebridades y marcas.

Crecer sí, pero con cautela

Para el segundo año de andadura de Instagram, su CEO apunta cuatro prioridades: la primera es mantener el crecimiento de escala, para que todo siga funcionando sin que los usuarios noten fallos en el servicio. La segunda, mejorar la experiencia de uso de la web.

Con lel tercer objetivo, Systrom alegrará el día a los usuarios de Android: una versión de la aplicación compatible con el sistema operativo de Google. “(Android) Es una prioridad para nosotros, pero sólo somos seis personas. Primero tenemos que construir el equipo y encontrar los mejores profesionales para trabajar en este proyecto”, señala.

Y la cuarta prioridad son nuevos filtros para retocar las imágenes. Systrom asegura que tienen previsto un gran lanzamiento, pero mantendrán las herramientas simples y fáciles de usar, pues no quieren abrumar al usuario con multitud de efectos visuales.

La sombra de Facebook

Por último, el CEO se refiere a la amenaza de Facebook, que ha anunciado que prepara sus propios filtros para imágenes, tras fracasar el intento de compra de la propia Instagram. Pero no es una amenaza que le preocupe, dadas diferentes circunstancias.

Por ejemplo, Instagram permite compartir las imágenes en diferentes redes sociales, cosa que Facebook no hará. También permite seguir a los usuarios que queramos seleccionar, y no es necesario ver las fotos de los contactos que ya tenemos, que no necesariamente serán grandes fotógrafos.

De modo que Facebook puede asustar a cualquier cuando anuncia que se va a meter en una línea de negocio nueva, pero después los especialistas son los que suelen perdurar. Que se lo pregunten a Groupon, que tal vez intuyó su fin cuando Facebook lanzó su servicio de cupones. Ahora Facebook Deals ya no existe.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios