Ford lleva el control parental a los coches

Ahora que las nuevas tecnologías permiten saber dónde están los hijos, qué están haciendo o con quién están hablando, y nuestros coches son cada vez más listos, era una cuestión de tiempo que alguien ideara la forma de controlar cómo van a los sitios.

La automovilística Ford ha presentado su tecnología MyKey, que permitirá a los padres introducir límites en el coche sobre cómo pueden utilizarlos otros miembros de la familia, simplemente configurando límites específicos para cada llave. De modo que el hijo responsable podría tener más velocidad permitida que el descontrolado, por ejemplo.

¿Y qué otra cosa controlarían los padres, aparte de la velocidad? Está claro que el volumen de la música es otra variable, que desespera a los padres, así como asegurarse de que los avisos del cinturón de seguridad son aún más insistentes y, por ejemplo, no se enciende la radio hasta que todo el mundo se lo ha puesto.

Este sistema empezará a extenderse a los coches que Ford vende en Europa, después de convertirlo en casi un estándar en sus modelos estadounidenses, para desesperación -y seguridad- de nuevos conductores a ambos lados del atlántico. Claro que… ¿quién piensa que el hijo no va a descubrir cómo cambiarle su perfil al padre?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios