BAQUIA

Las pelis suecas se filtraban a la red… desde la academia sueca de cine

Un director de cine aspira a muchas cosas. Dinero, fama, prestigio… pero también, no nos olvidemos, que alguien vea su película. Algo que resulta fácil si te llamas Steven Spielberg, pero no tanto si eres un cineasta europeo desconocido.

Eso podría explicar por qué varias películas suecas acabaron en Pirate Bay. Al fin y al cabo, no hay audencia más grande que la Red, y tampoco es como si las películas suecas fueran frecuentes taquillazos a nivel mundial.

La empresa DoubleTrace, que se dedica a rastrear filtraciones para indentificar a los que suben contenido protegido a redes de intercambio de archivos, se llevó una sorpresa al descubrir que varias películas habían llegado a la popular plataforma Pirate Bay desde direcciones IP del Instituto Sueco de Cine.

No es la primera vez que pasa, y tampoco es la primera vez que la institución implicada niega de plano semejante cosa. Allí prosiguen las investigaciones, ante el espanto del director del Instituto y la ira de la industria cinematográfica.

Lo cierto es que una dirección IP no es una prueba definitiva, aunque sí un indicio sólido. Y no nos sorprende que alguien dedicado a promocionar el cine de su país decidiera, aunque fuera a título personal, dejarse de estrategias comerciales y lanzar las películas a la Red. Donde, sin duda, tienen más posibilidades que en los cines.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios