BAQUIA

Tormenta en las nubes de Microsoft y Google

La nube anuncia tormenta. El recientemente lanzado Office 365 y otros servicios de Windows Live cayeron el miércoles de la pasada semana durante varias horas en Estados Unido. El suceso se simultaneó con la desconexión de Google Docs– servicio de documentos en la nube del gigante Google. La pérdida de servicio afectó a los usuarios.

La reacción de bloggers y prensa especializada extranjera no se ha hecho esperar: comienzan a preguntarse cuánto se ha inflado la burbuja del cloud computing y su seguridad. Por su parte, las compañías involucradas se han apresurado para dar un mensaje de transparencia y tranquilidad.

Microsoft habló claramente del fallo en sus dominios (DNS): “La herramienta que nos ayuda a controlar el tráfico dentro de nuestra red se estaba actualizando y por alguna razón desconocida, el proceso no se hizo correctamente. Como resultado, no se configuró adecuadamente, lo que provocó errores. Seguimos revisando el incidente”.

Google uso su blog Google Enterprise Blog para explicarse: “El apagón de Google Docs fue causado por un cambió diseñado para mejorar la colaboración en tiempo real con las listas de documentos”.  Y añadió: “Estamos tomando medidas para que esto no suceda la próxima vez, reduciendo el tiempo necesario para notificar un problema y limitando el alcance, de suerte que un único problema afecte a una sola vía”.

Desde el blog Windowsitpro proponen una lectura positiva y nos enseñan qué se puede aprender de estos errores.

Lo primero, es necesario recordar que el mercado de la nube, aunque ha arrancado con mucha fuerza es todavía muy joven.  Las compañías operan de una manera independiente, pero estos “apagones” apuntan a soluciones híbridas que permitan seguir operando offline.

Aun así, es necesario resaltar, que cuando una incidencia de este tipo sucede, salta la palestra prácticamente de forma inmediata. Esto forja sin duda una resolución más rápida y de mayor calidad, que la que se tendría si los estropeado fuese el servidor de cualquier oficina. Y es que a pesar de todo, parece que las nubes públicas siguen siendo la mejor alternativa.

 

 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios