BAQUIA

Assange ya tiene su biografía casi autorizada

Julian Assange se ha convertido en parte del famoseo tecnológico. Igual que a la gente le encanta ver dónde vive Mark Zuckerberg o a quién invita Paul Allen a su yate, Assange despierta una morbosa curiosidad en el público.

Por supuesto, el hecho de que el cofundador y voz visible de WikiLeaks siga bajo arresto domiciliario en una casa de campo británica, sin que se tenga del todo claro qué va a ser de su vida, dificulta un poco el cotilleo. Pero para eso están las biografías no autorizadas.

En realidad, el proyecto comenzó como una biografía autorizada, con la que Assange esperaba financiar no sólo el mantenimiento de la plataforma de filtraciones, sino su costosa defensa legal ante acusaciones que van desde la revelación de secretos a los abusos sexuales, estos últimos denunciados como un montaje por Assange y sus partidarios.

El polémico australiano asegura que intentó renegociar una nueva fecha límite para terminar su autobiografía, pero que la editorial Cannogate decidió publicar lo que tenía sin esperarle. Cannongate afirma que fue él quien rompió el contrato de forma unilateral.

En su reseña preliminar sobre el tema, el diario The Guardian -uno de los que tuvo acceso a los despachos diplomáticos de EEUU y que luego tuvo una disputa con Assange- señala que el libro está evidentemente a medias, no tiene índice y termina antes de la publicación de los polémicos cables. Eso sí, los que quieran saber sobre los escarceos amorosos de Assange encontrarán lo que buscan. Y pese a todo, Canongate pagará a Assange de todas formas.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios