Blockbuster descubre la Red

Blockbuster ha anunciado un servicio de alquiler de vídeos en streaming, sumándose casi el último a un negocio que Netflix ha convertido en una lanzadera internacional y que incluso las discográficas empiezan a probar.

La empresa, que se convirtió en una gigante multinacional a base de colocar videoclubes azul cobalto en cualquier pueblo y ciudad, lleva años sufriendo las consecuencias de la piratería primero, y de las ofertas alternativas después, sin adaptarse a un mundo en el que podemos ver la película que nos apetezca y en la calidad que prefiramos sin tener que salir de casa.

Blockbuster pertenece ahora a la firma de televisión por satélite Dish, de forma que su nuevo servicio online, Movie Pass, se ofrece a los clientes del canal de pago, por 10 dólares extra al mes que se suman a su suscripción mensual de entre 20 y 50 dólares. Movie Pass emitirá vídeos en streaming para televisión y ordenador además de enviar discos por correo.

Aunque tardío, el momento elegido por Blockbuster para anunciar su plataforma online no es del todo desafortunado. La noticia ha llegado precisamente cuando la estrella del sector, Netflix, está recibiendo críticas de inversores y usuarios por sus sucesivas decisiones de subir precios y separar su negocio de alquiler de DVD físicos de la versión en streaming.

Pero por muy oportuno que sea, su servicio llega con años de retraso. Y además, nace asociado a una suscripción a televisión por satélite, una filosofía totalmente contraria a la tendencia actual de pagar sólo por lo que consumimos. Puede que sea un buen reclamo para los que estuvieran pensando en contratar un servicio de televisión de pago, pero no tanto para los rebotados de Netflix.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios