BAQUIA

El poder mediático de Facebook

Por Emilio Márquez, CEO de Networking Activo

Facebook es la red social por antonomasia, el paradigma de la Web 2.0. El invento de Mark Zuckerberg desembarcó en 2004 como una idea revolucionaria sólo para universitarios y ha terminado por captar la atención de centenares de millones de personas en todo el mundo. El entorno web nos convierte en seres sociales de Internet, en figuras que a diario se conectar para interactuar con amigos y conocidos en diferentes ámbitos. Las redes sociales han cambiado nuestra manera de ver el mundo.

La plataforma de Zuckerberg ha sido pionera en muchos ámbitos. Quizás por aquello de dar el primer golpe con tanta solidez, se ha convertido en el referente 2.0 de la actualidad. Facebook tiene competencia recién estrenada en Google+, sí, pero pasará un tiempo antes que ambas redes estén mínimamente cerca en uso (la competencia hasta ahora se derivaba de redes sociales locales tipo Tuenti, por ejemplo, potente en el ámbito de España) ¿Cómo se ha conseguido semejante logro de Facebook? Con el boca-oreja, básicamente creando un efecto de "bar lleno" donde todo el mundo quiere estar.

Con Facebook se da una situación muy interesante con respecto a los medios de comunicación. La red social está tan extendida y se ha integrado de tal modo en nuestro día a día que ya se asume como algo natural, como un acompañante más de nuestro devenir por el mundo (la usamos para socializar, para colgar fotos de viajes, para expresar estados de ánimo, para quedar con nuestros semejantes, para coordinar nuestra vida profesional…)

Precisamente por esta razón, los medios de comunicación son los nuevos voceros de Facebook. No es extraño ver en informativos a lo largo del globo constantes referencias a Facebook como herramienta para pulsar la opinión de los televidentes. "Díganos qué opinan en nuestras redes sociales", dice la presentadora de un informativo nacional en cada sesión, a la vez que aparece el logotipo de la poblada red social. Facebook es un nuevo entorno de vida plenamente aceptado. Twitter es un caso similar en cuanto a impacto mediático por su uso intensivo de los periodistas.

Alcanzar este nivel de penetración en la sociedad es el súmmun para los publicistas, pues el producto está en la boca de los clientes y de los medios de comunicación sin necesidad de invertir en grandes campañas de publicidad o en acciones de publicity (promoción sin pago de por medio). Pocas marcas, por no decir ninguna, han conseguido este hito en las últimas tres décadas. La red social aparece a diario en los medios de comunicación por inercia, se menciona en noticias, se usa en programas, las series quieren estar dentro, los actores también… Todo, publicidad gratuita para Facebook.

Facebook se ha comido al medio de comunicación de la misma manera que al usuario. Recordemos que se trata de un gran hándicap para la competencia, con Google + a la cabeza. ¿Tiene Google el mismo poder mediático que Facebook? Tal vez. ¿Veremos acciones similares en programas de televisión? No dudo de la potencia comunicacional de Google, pero lo va a tener complicado.

La gran red social está entre nosotros y se lleva en el bolsillo al gran público con referencias que a su departamento de marketing le cuestan cero euros de inversión. ¿Tiene Google + las mismas posibilidades?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios