BAQUIA

Hemos probado: Eee Pad Transformer de Asus

La taiwanesa Asus fue pionera en el sector de los netbooks con su serie Eee. En su transición hacia los tablets, ha mantenido ese espíritu con aparatos híbridos, que lo mismo nos pueden servir como tableta táctil que como netbooks.

Así es este Eee Pad Transformer, que como su nombre indica, podemos usar como tableta si lo separamos del teclado, o dejar éste y disponer de un netbook… con el añadido de la pantalla táctil.

Integrar tableta y teclado es una buena idea, como descubrirá cualquiera que se compre una tableta Android y después se encuentre con una oferta de teclados limitada y con frecuencia de poca calidad. Además, resuelve el dilema para los que duden entre comprarse un netbook o pasarse a las tabletas.

Un posible inconveniente es el peso (680 gramos), más cercano al de un netbook que al de una tableta, aunque siempre podemos aligerarlo separando el teclado cuando no lo necesitemos. También deberemos acostumbrarnos a los bordes metálicos y un tanto fríos de la carcasa y los botones de encendido y volumen, aunque todo es cuestión de gustos.

El teclado en sí es de tipo chiclet, cómodo de utilizar con sus teclas separadas y en relieve. Contrasta con el teclado virtual, un tanto desconcertante en la distribución de las teclas. Además, tiene su propia batería (la tableta tiene otro conector) para añadir vida a la tableta cuando está conectada, sumando hasta 16 horas de funcionamiento.

Un elemento que no nos han convencido es el puntero que aparece en pantalla cuando está conectado el teclado físico. En lugar de la tradicional flecha o similar, Asus lo ha sustituido por una especie de círculo con el que no siempre es fácil atinar en el enlace que queremos clicar, por lo que acabamos utilizando el dedo sobre la pantalla.

El Eee Pad funciona con un procesador de doble núcleo NVIDIA Tegra 2 a 1.0 GHz, que junto con 1 GB de RAM asegura potencia y rendimiento en las aplicaciones o el navegador. La pantalla es LED de 10.1 pulgadas WXGA y resolución 1280×800, multitáctil y resistente a arañazos. Ofrece buena calidad de imagen, pero no podemos decir que sea de las mejores en el mercado. Lo mismo con las cámaras, una frontal de 1.2 MP y otra trasera de 5 MP sin flash.

Eeepad

El sistema operativo es Android 3.2 Honeycomb, la última versión del software de Google para tabletas, que funciona sin sobresaltos, más rápido, sencillo e intuitivo que las anteriores versiones de Android. El tablet viene con pocas y prácticas aplicaciones preinstaladas (Amazon Kindle, MyNet, Polaris Office) por lo que es totalmente personalizable por el usuario.

Por lo demás, el Eee Pad Transformer se completa con puertos para cascos, HDMI y tarjetas microSD, y la base añade dos puertos USB y otro para tarjetas SD. Asus añade a los 16 o 32 GB un año de almacenamiento ilimitado en su servicio en la nube WebStorage.

Acabemos mencionando el precio: desde 360 euros la versión de 16 GB sin teclado a 469 euros con teclado, y desde 445 € hasta 569 € la versión de 32 GB con y sin teclado.

En definitiva, un aparato recomendable por su versatilidad y prestaciones, especialmente para los que buscan un tablet con el que también puedan trabajar cómodamente; aunque tal vez haya quien prefiera esperar a la versión 2, ya anunciada por Asus, confiando en prestaciones superiores manteniendo el precio.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios