BAQUIA

Cuidado con la invasión de tablets clonados y falsos

MarkMonitor, una compañía especializada en la protección de marcas comerciales, ha presentado una edición especial de su informe Brandjacking Index dedicado a las tabletas. Un producto que abunda en Internet en versiones pirata o de procedencia dudosa.

MarkMonitor divide las tabletas de pega en tres categorías: falsificaciones (las que se hacen pasar por marcas conocidas), clones (las que imitan la apariencia de dichas marcas) y mercado gris (tabletas de procedencia desconocida).

Una búsqueda a lo largo de un día durante este pasado verano arroja la cantidad de 23.000 resultados con falsas tabletas en venta, el 75% procedentes de Asia. MarkMonitor identificó a 15 fabricantes de tabletas clonadas y a casi 8.000 vendedores individuales, incluyendo a 766 vendedores al por mayor de supuestas tabletas.

También encontraron 6.600 dominios que utilizan la técnica del cybersquatting, es decir, utilizar el nombre de una marca conocida para “ocupar” un dominio. Consultando datos de Alexa y otros indicadores de tráfico, concluyeron que esos dominios generan nada menos que 75 millones de visitas anuales.

Si hablamos de cómo identificar las falsificaciones, hay que tener en cuenta que casi el 20% de las ofertas de clones utilizan términos de la marca suplantada, de modo que los clientes, al buscar la marca genuina, se encuentran con las ofertas de clones junto a los productos originales.

Las tabletas falsificadas suelen emplear otras tácticas para generar una asociación con las marcas originales, tratando de evitar su detección y posibles acciones legales por parte de los fabricantes genuinos. Una táctica común consiste en usar fotos de los productos originales en las ofertas pero sin mencionar la marca, o bien difuminar los logotipos en las fotos.

Tabletfalso

Otra estrategia consiste en usar el término ‘OEM’ (fabricantes de equipos originales), dando a entender que la tableta forma parte de una edición autorizada por el fabricante auténtico.

Otra alerta sobre una posible falsificación son los plazos de disponibilidad del producto. Muchos de los vendedores al por mayor de tabletas falsas ofrecen sus productos con hasta un mes de antelación respecto a la disponibilidad real del producto original.

También los precios con grandes descuentos deben invitar a desconfiar. Los clones se venden de media un 69% más baratos, y las falsificaciones un 50% por debajo del precio del producto original.

Por el contrario, los vendedores del mercado gris establecen un precio superior al de los canales autorizados, con precios que superan, de media, en un 15% al PVP recomendado por el fabricante, y en algunos casos, hasta un 50% en lugares en que el producto original aún no está disponible.

“Los especialistas en ciberataques online están muy pendientes de las tendencias del mercado, especialmente las que afectan a marcas muy conocidas, y enseguida se aprovechan de esas tendencias y de los nombres de las marcas en beneficio propio”, explica Frederick Felman, jefe de Marketing de MarkMonitor.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios