BAQUIA

¡Mira, mamá, sin mandos! Un año con Kinect

Microsoft celebra el primer cumpleaños de Kinect, y lo hace mostrándonos todo lo que ha aprendido a hacer la criatura en estos 12 meses, con una gran campaña de publicidad bajo el lema de El efecto Kinect.

Yendo mucho más lejos de su propósito inicial de permitirnos jugar, desenfundando pistolas o manejando un sable láser sin necesidad de tocar un botón, la maquinita se ha hecho un hueco en las terapias con niños autistas, en la recuperación de enfermos de corazón y hasta en los quirófanos.

La decisión de Microsoft de abrir la plataforma a desarrolladores (tras un poco de ayuda extraoficial de un ex empleado, que convocó un concurso para premiar al primero que piratease el sistema) ha supuesto un caldo de cultivo perfecto para desarrolladores, empresarios y curiosos de todos los campos.

Artistas, jugadores y demás interesados han ido creando distintas aplicaciones para un dispositivo que aspira a cambiar la forma en la que interactuamos con nuestras máquinas, mucho más allá de de la Xbox 360. Aunque, claro está, las ventas no han sido un detalle menor.

0

Kinect no está libre de competencia. La compañía israelí que llevó esta tecnología a Microsoft, Prime Sense, está trabajando ahora con Asus para desarrollar un producto "hermano", dirigido a ordenadores y televisiones. Por fin, el mando a distancia tiene los días contados.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios