BAQUIA

Logitech rectifica: Google TV fue mala idea

Lanzar el decodificador Revue para Google TV las pasadas Navidades fue "un error de implementación de naturaleza gigantesca", según el consejero delegado de Logitech, Guerrino De Luca, que no tiene pelos en la lengua cuando se trata de admitir equivocaciones propias y ajenas.

De Luca afirmó que embarcarse en el proyecto televisivo de Google les ha "costado mucho" porque la plataforma del gigante de Internet estaba muy lejos de ser un producto terminado, pese a su aspiración de combinar televisión y navegación con juegos y demás aplicaciones en las televisiones de los usuarios. Pero ni el software ni el contenido estaban lo bastante pulidos cuando salieron al mercado, cree el CEO de Logitech.

Concretamente, fabricar el adaptador de Google TV para televisores (de momento, sólo Sony fabrica TVs con el aparato incorporado) le ha salido a su empresa por 100 millones de dólares. Y eso que ha rebajado el precio original de 300 dólares a 99, a la vista de las pobres ventas. Pero ni por esas…

Pese a su presencia casi constante en otros ámbitos (desde las búsquedas o la publicidad online al software de nuestros teléfonos o los vídeos que vemos en Internet), dos universos siguen resistiéndose al imperio Google: las redes sociales y la televisión.

Aunque Google+ es un producto más logrado -y exitoso- que sus intentos anteriores en el campo social, parece que Google TV no termina de arraigar en las televisiones de los consumidores, aunque al menos De Luca no cree que la esperanza esté perdida. Él ve posibilidades de éxito, sí, pero en un futuro y para "la nieta de Google TV". Y será sin su empresa, ya que no fabricará más adaptadores una vez se agote el stock actual en el mercado.

El software no es el único problema de Google TV. Al igual que los proyectos de otras tecnológicas, como Apple, Amazon, Sony o la propia Netflix, el principal obstáculo que encuentran es conseguir contenido original de las cadenas de televisión, que por un lado están sujetas a estrictos plazos sobre cuándo puede emitirse qué, y por otro lado siguen dando tímidos pasos en Internet (con webisodios y contenido extra, prinicpalmente) tras años de oposición frontal, salvo en iniciativas de la industria como Hulu.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios