BAQUIA

La Red lucha contra la ley SOPA de EEUU

Como hemos comentado estos días, las grandes empresas de Internet, usuarios, profesores de derecho y organizaciones civiles están luchando para impedir que EEUU apruebe una ley conocida como SOPA, (siglas en inglés de Ley Detened la Piratería En línea) que amenaza a páginas que puedan tener un enlace a contenido protegido. Es decir, desde blogs hasta el propio Twitter.

A esta propuesta y la de PROTECT-IP, también en espera, se las ha descrito como "draconianas" y "censura" porque contempla no sólo el cierre de páginas de forma preventiva (es decir, sin juicio), sino el bloqueo a las que estén alojadas de Estados Unidos por todos los medios disponibles, desde confiscar dominios hasta obligar a proveedores de Internet y buscadores a cortar el acceso o exigir a empresas financieras como PayPal y MasterCard que les nieguen el servicio. Sí, como a WikiLeaks.

El miércoles, el Congreso celebró la habitual jornada de consulta pública sobre el proyecto, pero fue, digamos, algo desequilibrada: cinco ponentes de la industria del entretenimiento y uno de Google, a quien se acusó de ser "propirata". Ninguno de una asociación ciudadana. Ninguno de artistas que, como el popular Justin Bieber, han criticado el plan.

Aunque abundan las explicaciones, disertaciones y encendidas críticas a la ley están allá donde miremos, vamos a proponer algo más ligero: una infografía y un vídeo (debajo, en inglés) que nos muestra de qué va la ley, y defiende que, por mucho que la industria del entretenimiento presuma de aportar dinero y empleo, también la Red es una fuente de innovación, trabajo, dinero y además, avances sociales.

Ah, no os perdáis el chiste final: no sólo es un asalto a las libertades civiles, sino que además está condenada al fracaso porque no acabará con la piratería (no será la primera) y hará la Red menos segura. Y ahora que ya estamos preocupados, ¿no será fantástico ver cómo copian y adaptan esa ley en otros países como, por ejemplo, el tuyo?

Con todo, puede que las protestas estén sirviendo de algo. Ayer, el principal defensor del proyecto en el congreso mostró algunas reticencias. Que esos reparos se conviertan en cambio de postura, sin embargo, está por ver. De momento, la campaña sigue en marcha.

216238910_100


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios