BAQUIA

Redes sociales: ¿sirven para encontrar trabajo?

Por Rosana Ubanell, Managing Director de Intuic en Miami

¿Sirven las redes sociales para encontrar un trabajo? Esta sería una de esas preguntas calificadas como del “millón de dólares” porque, antes de responder, debemos aclarar el concepto de “trabajo”. Dependiendo de qué “trabajo” se busque, las redes sociales ayudan sobremanera. Si sigue anclado en el concepto tradicional del trabajo, poco pueden hacer por usted.

Antes de que la modernidad monopolizase la palabra “colocado” para ciertos hábitos lúdicos y perniciosos, la generación de mi padre la utilizaba para otros menesteres más honrados, a saber: un trabajo digno. El concepto de “colocado” sugería un trabajo generalmente de bien y duradero, comparable a la palabra mágica de “fijo”.

“Estoy colocado” o “estoy fijo”, el trabajo de 9 a 5, era una panacea que todavía continúa siéndolo para muchas personas. Craso error porque, para bien o para mal, el mundo económico global cada vez necesita menos “fijos” y sí muchos más “móviles”. Personas con ideas, sin miedo a trabajar en proyectos que tienen un inicio y un fin, dispuestas a cambiar de domicilio, a viajar, a involucrarse 24/7, a escupir ideas innovadoras con constancia y a trabajar en equipos interdisciplinares, cuyos miembros pueden encontrarse repartidos por todo el planeta.

¿Es usted una de estas personas? Si la respuesta es sí, las redes sociales deben formar parte integral de su estrategia en la búsqueda de un puesto de trabajo y el mundo es su límite. Si lo que desea es un puestecito modesto de 9 a 5 en su barrio o aledaños, lo mejor es que siga distribuyendo su currículo. Le deseo muy buena suerte.

Para el resto, la exposición, el “dejarse ver” en las redes sociales, es su baluarte. Integrarse en lugares como Linkedin y similares con una buena presentación, foto y un cuidado currículo es el primer paso que habrá que dar con un objetivo claro: ¿Qué sector me interesa?

Una vez dilucida esta cuestión, adelante. Comenzar a constituir contactos de ese sector, participar en los grupos de interés e iniciar debates, aumentarán nuestro perfil sobremanera, mientras aprendemos en estos foros, informados por los “shakers and movers” del sector.

Nunca se debe mentir si uno no tiene un amplio currículo, pero se pueden obviar datos como el de “estar parado”. Nadie tiene por qué saberlo y de hecho, en la actualidad seremos un “consultor independiente”, muy activo en las redes sociales y en una determinada categoría económica. Ofreceremos nuestros servicios de consultoría en un determinado sector con elegancia y seguridad.

Sobre todo, aproveche y aprenda en estos foros profesionales, ricos en novedades, análisis y proyectos. Aproveche su tiempo libre para aprender idiomas, fundamentalmente inglés. No tenga miedo de presentar sus ideas y opiniones en los foros de discusión y de contactar a quién haga falta para comunicar sus proyectos.

Las posibilidades de conectar con una empresa o directivo al que le gusten sus ideas y su “movilidad” son mucho mayores que si sólo se dedica a repartir currículos a diestro y siniestro en su área de “comfort”. Y si le surge una propuesta, aunque sea al otro lado del mundo, acepte. Muchas veces ni tendrá que desplazarse porque hoy en día, gran parte del trabajo puede desarrollarse online y telecommuting.

No se preocupe más del “9 a 5”. Las empresas punteras –y por ello lo son- saben que tiene mayor valor añadido: las ideas de un hombre o mujer con la pasión suficiente para sacarlas adelante. Comparta ese ímpetu por un proyecto en las redes sociales, y sus posibilidades de trabajar aumentarán exponencialmente.

Artículo original publicado en Marketingdirecto.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios