A Internet nos conectamos sin motivo

La Red nos permite encontrar trabajo (o perderlo), encargar comida, estar informados, ponernos en contacto con seres queridos y toda una infinidad de cosas, pero el caso es que cuando estamos navegando, con bastante frecuencia estamos conectados sin ningún motivo concreto.

El 81 por ciento de los encuestados en EEUU entre 18 y 29 años y el 58 por ciento de los adultos en general dijo conectarse alguna vez a Internet sin razones específicas, más allá de la diversión.

Pero como decíamos, a nadie que navegue de vez en cuando le sorprenderá esta cifra. La cuestión más interesante está quizá en la pregunta, que ve la Red más como una herramienta específica para hacer algo que como una extensión de nuestras vidas.

Sin embargo, hace tiempo que nuestra presencia digital no es un mundo aparte, sino una forma integral de nuestras vidas. Ahora nos conectamos sin ningún motivo claro igual que damos un paseo sin un motivo claro, y entre banda ancha, smartphones y redes WiFi allá donde vayamos, nos hemos acostumbrado a tener siempre a mano el ciberespacio.

Además, la llegada paulatina del Internet de las cosas (cuando la nevera, la calefacción y la aspiradora de casa estén conectadas a Internet) pronto hará que estar conectado sea, básicamente, estar vivo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios