BAQUIA

Los coches eléctricos se liberan del enchufe

Una de las mayores críticas que se hacen a los coches eléctricos -aparte del precio- tiene que ver con el sistema de carga. ¿Dónde podemos cargarlo? ¿Vale cualquier enchufe? ¿Y si se nos olvida?

Al menos la última duda queda resuelta con un prototipo de cargador presentado por Nissan para su modelo Leaf, que consiste en una placa que podemos dejar sin más en la plaza de garaje. Al aparcar encima, el coche recarga su batería sin cables de por medio. Así que cada mañana encontramos el automóvil recargado y listo para usarse.

El cargador, que la fabricante automovilística tiene previsto ofrecer a partir de 2013, tiene sin embargo el inconveniente de que este sistema de carga puede resultar menos eficiente que enchufar directamente un cable al coche.

Los sistemas de carga sin cables son una de esas tendencias que no terminan de despegar, y aunque hay varias empresas que ofrecen por ejemplo bandejas de carga para móviles que recargan la batería sólo con dejar el dispositivo encima (y, si no es compatible con ese sistema, encajado en una especie de funda), de momento están lejos de ser un gadget habitual en los hogares.

Tal vez la popularización de los coches eléctricos ayude a impulsar -y mejorar- los sistemas de carga por inducción. Pero de momento tendremos que esperar, tanto para eso como para tener el cargador de marras en el mercado.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios