¿Va a tuitear? Entonces esta es su entrada

Cuando vamos al cine o al teatro, una vez sentados en nuestra localidad y esperando que empiece la película o la función de turno, solemos escuchar un mensaje que nos invita a apagar el móvil, si no lo hemos hecho todavía. Un momento complicado para los adictos a Twitter…

En Estados Unidos empiezan a dar un poco de cancha a los que tuitean durante un espectáculo, siempre que sea uno en el que no se moleste demasiado a la concurrencia, como musicales u obras de teatro. Así empieza a extenderse la moda de los “tweet seats”.

El primero en hacerlo fue el Lyric Opera de Kansas, que en 2009 reservó 100 asientos desde donde se podía tuitear lo que sucedía durante la representación de “HMS Pinafore”. Poco a poco se ha extendido esta costumbre en salas de concierto de todo el país y otro tipo de espectáculos, como el Festival de Shakespeare de Saint Louis.

Los asientos reservados para tuiteros, eso sí, no suelen ser los mejores de la sala, ya que ocupan las últimas filas o los laterales, para que el brillo de las pantallas y el tecleo no moleste a los que se concentran en el escenario. Y en algunos casos, sólo se permite en ciertas funciones a la semana.

La siguiente conquista para los espectadores tuiteros podrían ser los musicales al estilo de Broadway. Por ejemplo, a los espectadores del musical Hello! My Baby se les anima a tuitear utilizando el hashtag #hmbmusical.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios