BAQUIA

La banca se sube a la nube

Dejar la información en manos de terceros no asusta al 13,5% de los bancos que ya es usuario de la nube. Los responsables de tecnología encuestados por Nubalia  confirman que la mayoría (77%) de las entidades opta por usarla de un modo privado, es decir, como intranet, frente al 33% que prefiere utilizar redes públicas, o sea Internet.

Aunque no todos han movido ficha: el 7,2% todavía no ha implantado estos sistemas, pero está interesado y tiene un plan de ejecución; y el 8,3% no tiene planes concretos a pesar de su motivación.

Ángel Márquez, director general de Nubalia, sitúa las áreas del marketing como un foco fuerte para la adopción del cloud por dos motivos: "Para las campañas de captación de clientes y dar mayor velocidad al diseño de productos financieros a medida para los clientes".

“El cloud computing se utilizará en las actividades de desarrollo de software, ya que permite una utilización más rápida y la estandarización de las soluciones tecnológicas para que los proyectos scan exportables fácilmente", explicó Márquez al hilo de los sectores en los que la nube podría tener más impacto. Y añadió que también tendría sentido externalizar servicios colaborativos, como chats para clientes y links externos.

De entre los servicios de banca ya implantados en la nube destacan los sistemas de filtrado para correos electrónicos, la configuración de los antivirus o los servicios de streaming de vídeo, utilizados fundamentalmente para la promoción de productos.

La opción mayoritaria de la nube privada permite a estas entidades trabajar con un intranet de empresa sobre cloud computing, aislada con un cortafuegos y en la que los recursos no son compartidos con otras compañias. La banca que utiliza la nube privada, lo hace en un 42% de las ocasiones para albergar y desarrollar aplicaciones de negocio generando auténticos servidores de aplicaciones para sus profesionales que pueden, a partir de un menú, utilizar aquellas que son específicas de su departamento.

Márquez cree que los movimientos de servicios tecnológicos desde las oficinas a la nube se fundamentarán en un modelo híbrido, privado y público. Estos últimos se sirven a través de Internet, lo que permite acceder a ellos sin tener conocimiento, experiencia o control sobre la infraestructura tecnológica.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios