BAQUIA

El control sobre los proyectos remotos preocupa a los CIOs europeos

Sacar servicios y aplicaciones fuera de las empresas (el principio fundamental del cloud computing) tiene muchas ventajas, pero también riesgos, entre ellos la falta o pérdida de control sobre el rendimiento o la seguridad de las aplicaciones. Ese parece un problema que preocupa a muchos responsables de los departamentos técnicos.

Según la encuesta elaborada por Compuware entre más de 500 CIOs de empresas europeas, factores como el auge de las redes sociales, la movilidad, la adopción de aplicaciones SaaS, la eclosión del cloud computing y el protagonismo del usuario final en las TI comienzan a exponer a las empresas a riesgos que hasta hace unos años no existían.

Por ejemplo, el 64% de las empresas europeas considera que los proyectos basados en movilidad se desarrollan sin poder ser pilotados por el propio departamento tecnológico. También afirman que es imposible controlar qué rendimiento o experiencia está teniendo el usuario final de estas aplicaciones, debido a la dependencia de redes o desarrollos externos.

El estudio también refleja que el creciente protagonismo del consumidor final en este nuevo entorno tecnológico provoca en un 74% de las empresas falsas expectativas en torno a qué papel va a tener su TI para ser capaz de satisfacer a sus usuarios.

Es por ello que el 86% de los directores europeos de tecnología cree que está situación exige conocer con mayor profundidad la experiencia final de los usuarios y disponer de herramientas capaces de sobrepasar los muros de la propia empresa y monitorizar a todos los suministradores y proveedores de servicios y aplicaciones de las que se sirve el usuario final.

Por último, el 64% de las empresas europeas declara que la falta de transparencia en cuanto a rendimiento de las aplicaciones de los proveedores de cloud y SaaS influye en el proceso de maduración de las TI. El informe destaca que el 73% de los departamentos de TI no tiene actualmente capacidad para dar soporte a aplicaciones SaaS y las redes sociales, por lo que son incapaces de garantizar el servicio a través de un SLA (Service Level Agreement).


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios