BAQUIA

3 inventos futuristas para cerrar 2011

Aún estamos maravillados con el juguete que es la asistente de Apple, Siri, y con las fotos que se enfocan después de tomadas. Y para rematar el año, tres inventos más que parecen de ciencia ficción, pero no lo son:

– Baterías que se cargan con papel. No siempre que te quedas sin batería tienes un enchufe a mano. Pero, ¿un trozo de cartón? Eso es fácil. Por eso nos encanta la ecológica propuesta de Sony, que (dicho pronto y mal) convierte el cartón que vamos a tirar en azúcar, y éste en energía, sin químicos peligrosos de por medio. Lo malo es que de momento no parece algo que podamos hacer mientras viajamos apiñados en un autobús, no para cargar nada más complejo que un ventilador o una bombilla.

– El chip que se arregla solo. Como sabe cualquiera que haya visto su gadget favorito deslizarse entre sus dedos hasta el suelo, esas cosas con chips a veces se rompen. Y por mucho que las mires fijamente, no se arreglan solas.

Pero esto podría estar a punto de acabar, gracias a un sistema que coloca cápsulas microscópicas sobre el material conductor, de forma que si hay una fractura, se rompe una cápsula y libera un líquido que reanuda la conexión, exactamente en el lugar necesario y de forma automática. Algo muy útil, por ejemplo, en una sonda espacial que viaja en solitario.

– La máquina que te calcula la edad. Como si de un portero de discoteca se tratara, la máquina de gelatina de Kraft, con tecnología de Intel, combina cámara y software para estimar la edad de los clientes y no vende a niños. Nos intriga cómo reaccionaría la máquina ante gente, digamos, bien conservada gracias a la técnica. Al menos, a aquella máquina de helados podías convencerla para que te diera la mercancía sólo con sonreír.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios