BAQUIA

Herramientas y aplicaciones, lo próximo en cloud

La computación en nube ya es cosa del presente. Aunque los reparos y la prudencia siguen presentes, como no podía ser de otra manera cuando hasta las empresas de bocadillos son objeto de ataques informáticos, el reto ya no es persuadir a empresas y particulares de las virtudes de la nube. Es la hora del siguiente paso.

Un artículo de GigaOm con entrevistas a directivos de compañías del sector como Box.com o SugarSync subraya la sensación de que la siguiente ventana de oportunidad no está tanto en ofrecer alojamiento o infraestructura en nube -un mercado que empieza a estar abarrotado, tanto por grandes empresas como IBM y Amazon como por startups más jóvenes- sino herramientas para esas plataformas.

Como intuyen todos los que hayan utilizado alguna de la larga lista de aplicaciones para Dropbox, las posibilidades son tan amplias como la variedad de archivos que podemos guardar en la nube y el motivo por el que las tenemos.

Al fin y al cabo, ¿de qué sirve subir un archivo de audio si luego no podemos reproducirlo sin tener que descargarlo? O en un plano más corporativo, ¿de qué nos sirve tener todos los datos de nuestra empresa si no podemos cruzarlos e interpretarlos, o modificarlos en grupo en caso de necesidad, desde el dispositivo que sea y el lugar que sea?

En este panorama de nubes llenas de datos y una tierra llena de dispositivos y conexiones dispares, hay dos temas que se están planteando como claves en los próximos meses: herramientas colaborativas y funciones de sincronización. A ser posible, evitando que nos dé hasta miedo sincronizar, por aquello de perderlo todo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios