Privacidad y publicidad en Facebook: una de cal y otra de arena

Ya sabemos que Facebook sabe mucho de nosotros. Y también que a la Comisión Europea no le hace gracia que la empresa recopile tanta información personal de sus usuarios (a menudo de forma un tanto opaca), y menos que la utilice para sacar provecho comercial, actividad a la que quiere poner limites.

De momento, una auditoría de la IDPC, la agencia de protección de datos irlandesa (recordemos que la empresa tiene sede internacional en Dublín) ha obligado a Facebook a cambiar algunas reglas del juego con sus usuarios no estadounidenses (aunque las recomendaciones podrían aplicarse a todos), al menos en lo que a protección de datos y transparencia se refiere.

Durante tres meses la IDPC ha examinado las prácticas de Facebook, y aunque el resultado de este tipo de auditorías no suele hacerse público, en este caso la red social lo ha hecho para demostrar que están más cerca de las leyes irlandesas (y por extensión, de las comunitarias) de lo que muchos creen.

Por ejemplo, el polémico etiquetado en las fotos ajenas es perfectamente legal, ya que los usuarios tienen la opción de desactivarlo. La IDPC opina, eso sí, que se podía haber notificado de forma más clara. La auditoría también considera válidas la publicidad personalizada en función del perfil del usuario, y la oblicagación de registrarse con el nombre legal.

Algunos cambios sí se introducirán. En el futuro, Facebook no podrá conservar de manera indefinida la información sobre los anuncios en los que hacen clic sus usuarios. Esos datos, recordemos, que permiten a Facebook ofrecer publicidad cada vez más personalizada y por lo tanto exigir mejores precios a unos anunciantes deseosos de llegar precisamente a un tipo de persona concreta.

Además, la información de todos esos sitios donde tan cómodamente nos registramos con la clave de Facebook tendrá que pasarse a la red social como estadísticas sin nombre, manteniendo el anonimato de los usuarios.

Pero no echemos las campanas al vuelo, que no todo son buenas noticias. Facebook va a seguir el ejemplo de Twitter e intercalar "mensajes patrocinados" (que es la forma elegante de decir "publicidad") entre las noticias de nuestro feed, compartiendo espacio con las fotos de nuestro primo y las quejas por el lunes de nuestra vecina.

El programa comienza a principios de año, y de momento no veremos más que un anuncio por día, aunque probablemente el ritmo sea menor al principio… y no sería sorprendente que terminara por superar esa marca.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios