BAQUIA

En la foto de Google+ hay que salir formal

El reportero de tecnología MG Siegler, conocido en Silicon Valley por su amor incondicional a Apple y su visión más crítica sobre competidores como Android, ha visto cómo Google borraba su foto de perfil en Google+, en la que aparecía con el dedo corazón alzado.

Ante las quejas de Siegler, Google ha respondido afirmando que su red social es un espacio público, donde no se permiten gestos o comportamientos ofensivos, lo que ha planteado el debate real más allá de la anécdota.

Muchos servicios online tienen normas contra las imágenes ofensivas o para adultos, lo que en realidad es un concepto más difuso de lo que podría parecer, y provoca polémicas como cuando Facebook retira fotos de mujeres dando de mamar a sus hijos, por ejemplo.

Google+ en concreto se ha mostrado especialmente puntillosa. Apuntados al carro de Facebook de insistir en los nombres reales frente a los alias, han cerrado cuentas por utilizar seudónimos o por tener guiones en el apellido, además de acusar a algunas personas famosas de estar suplantándose.

Si la próxima batalla es sobre los gestos groseros (o, como propone en un comentario el cofundador de MySpace Tom Anderson, camisetas con mensajes ofensivos), podemos esperar tanto gente ofendida porque su imagen sea considerada ofensiva, como una cierta intriga sobre si Google está revisando las imágenes con un nuevo algoritmo detector de groserías, o con el viejo sistema de encadenar empleados a la pantalla revisando foto tras foto.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios