BAQUIA

La trama de las reseñas de Chrome: ¿ha hecho trampas Google?

Parece ser que algunos blogueros con buen page rank aceptaron dinero por escribir críticas -ya fueran buenas o malas- de un navegador con enlaces a la página para descargarlo, impulsando así el posicionamiento del programa en las búsquedas en Google, según ha señalado el blog SEOBook.

Esto ya suena turbio de por sí, o al menos contrario a las normas del buscador pero la cosa empeora cuando vemos que el navegador de marras era Chrome, diseñado por Google, que se las arreglaba así para trucar su propio buscador de forma indirecta.

La historia recuerda por lo tonta y por lo discutible a aquella campaña de Facebook en la que su agencia de relaciones públicas presionaba a la prensa para que criticasen a Google. Sólo que esta vez, los malos son los otros.

Según las normas de Google, la página para descargarse Chrome estaría entre un mes y un año desterrada de sus resultados de búsqueda. Pero nadie tiene muy claro si el castigo también se aplica a los productos "de casa" o si el gigante de la Red se limitará a disculparse, negarlo o aclararlo sin más medidas de por medio.

En este mundo moderno en el que Google hace desde el buscador de Internet hasta el software del móvil o las estadísticas de nuestra web, no hace falta ser un genio para señalar los posibles conflictos de intereses. Pero esta quizá sea la forma más burda y descarada de favoritismo que hemos visto hasta el momento en una empresa que tiene como lema el famoso "don't be evil".


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios