La integración de Google+ indigna a Twitter

Google anunció ayer que había integrado su red social Google+ con su buscador, de forma que al buscar por ejemplo el nombre de alguien, su perfil en la plataforma nos aparezca bien arriba, y que las fotos o textos que tenemos en nuestra cuenta aparezcan también al buscar. Pero ojo, porque no pasa lo mismo con nuestras cuentas de Facebook o Twitter, por ejemplo.

La maniobra ha provocado agrias críticas de Twittter. En un comunicado, la red de microblogs dijo estar "preocupada" porque encontrar información en tuits a través del buscador sea mucho más difícil. "Creemos que eso es malo para la gente, para editores, medios de comunicación y usuarios de Twitter", afirma la empresa.

Por supuesto, Google ha respondido -no faltan las comparaciones poco halagadoras sobre esta riña- diciendo que fue Twitter quien decidió no renovar sus acuerdos el año pasado, y que desde entonces siguen sus instrucciones de no indexar su contenido.

Si hace unos días el escándalo giraba en torno a la promoción del navegador Chrome con reseñas pagadas (Google terminó cediendo y penalizando los resultados de su navegador), ahora el conflicto gira en torno al mismo tema del poderío de Google pero a una escala mucho mayor.

La empresa ha crecido hasta convertirse en un gigante con presencia en casi cualquier mercado imaginable con un lado virtual. Y la tentación de aprovechar su posición de dominio en algunos sectores para impulsar otras divisiones menos favorecidas es grande, pero arriesgar la gallina de los huevos de oro (su buscador, y la plataforma de publicidad que viene con él) a una investigación de monopolio, precisamente en pleno cisma entre los legisladores y nerds, no sólo está mal. Es una tontería.

[Imagen de titular de Generationbass via Flickr]


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios