Cómo sacar partido al f-commerce

Poco a poco, el Facebook commerce (o f-commerce) se va consolidando como una tendencia importante dentro del comercio electrónico. Marcas y empresas que quieren sacar provecho más allá de su presencia en la red social, con puntos de venta dentro de ésta que transformen a los fans en compradores y los “Me gusta” en ventas.

Muchas empresas ya apuestan por esta nueva modalidad de comercio online, aunque aún hay mucho desconocimiento sobre la ubicación estratégica del nuevo canal y una gestión eficaz. Desde Social-Buy aportan algunos consejos útiles para dar valor al f-commerce.

Parte de la estrategia comercial

Muchas empresas crean una tienda en Facebook, suben unos cuantos productos y esperan pasivamente que la gente compre sin más. Esto es comparable a abrir una tienda en una calle comercial y, sin hacer publicidad ni poner escaparate, esperar que la gente entre y compre.

Disponer de una Facebook Store requiere planificación y conlleva la inversión de tiempo y recursos en su gestión. Las organizaciones deben concebirla como un canal de venta más integrado dentro de la estrategia comercial de la empresa.

Dale visibilidad, aporta valor

Lo que no se comunica, no existe. Las empresas no pueden ni deben esperar a que sus clientes descubran el nuevo canal y se apunten a la moda de adquirir productos a través de las redes sociales. Se trata de comunicarlo activamente, aprovechando los espacios corporativos, lanzando promociones que unan la tienda física con los canales de venta, informando sobre las ventajas de este nuevo medio….

Hay otra premisa que las empresas deben tener en cuenta. Todo canal de venta debe tener una razón de ser y obedecer a un objetivo concreto. Cuando una empresa decide abrir una tienda en una determinada calle es porque previamente ha realizado un estudio de mercado, y ha detectado una determinada oportunidad de negocio. Lo mismo ocurre en Facebook: las empresas deben encontrar su “oportunidad” o dar una razón de ser a su nuevo punto de venta.

Pongamos por caso la Facebook store de BMW. Probablemente sea inviable vender coches a través de Facebook; pero no lo es ofrecer gadgets exclusivos a los fans de la marca. Con esto, BMW demostró su capacidad de detectar su oportunidad dentro de este nuevo canal, ofreciendo productos exclusivos a los seguidores. Algo similar ha hecho Oscar de la Renta.

Saca partido del entorno social

Si bien las Facebook stores deben ser consideradas un canal de venta más, las organizaciones deben comprender bien la naturaleza del medio y entender sus especificidades e idiosincrasias.

Por eso, el modelo de management aplicado debe potenciar y sacar partido de los beneficios que brinda esta nueva plataforma. El acceso directo a los clientes y la capacidad de viralización son atributos característicos de Facebook, que deben ser aprovechados por la marcas para comunicar sus mensajes y garantizar su propagación.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios