Remesa de ataques informáticos en Israel

A un lado o a otro, Israel parece la pionera de la ciberguerra. Y si el año pasado se la suponía en el lado de los agresores, por medio del gusano Stuxnet (y demás familia), ahora el país está en el punto de mira.

La aerolínea israelí El Al, la bolsa de Tel Aviv y tres bancos sufrieron el lunes sendos ataques informáticos que dejaron algunas de sus páginas fuera de servicio, en una aparente defensa del pueblo palestino que no interrumpió sus operaciones pero sí tuvo un gran efecto simbólico.

Hace apenas unos días, un hacker filtró en Internet los datos de miles de clientes israelíes de tarjetas de crédito, provocando un ansia de represalia que llevó a un secretario de Estado a pedir a los hackers locales -en uno de los países más punteros del mundo en lo que a nuevas tecnologías se refiere- que contuvieran sus planes de venganza.

Aunque el último grupo de ataques no es especialmente peligroso -en materia de seguridad nacional o de información delicada, al menos-, reflejan que la capacidad de alcance y de efecto de los ataques informáticos contra instituciones o incluso países ha entrado en nueva era.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios