BAQUIA

Negras sombras sobre la colorida Kodak

Kodak Eastman, la mítica compañía de productos y servicios fotográficos, pasa por los momentos más delicados de sus casi 120 años de historia, desde que fue fundada en 1892.

La multinacional con sede en Rochester (Nueva York) ha solicitado en los juzgados del Distrito Sur de esa ciudad la suspensión de pagos voluntaria, acogiéndose a los beneficios de la ley de quiebras de EE.UU. Las filiales en otros países no están incluidas en esos privilegios, por lo que deberán seguir haciendo frente a sus pagos.

Previamente, Kodak había obtenido un crédito “salvavidas” de 950 millones de dólares de Citigroup. Con ese dinero pagará los sueldos de sus 17.000 empleados durante los próximos 18 meses, mientras estudia cómo reorganizar la empresa.

Kodak podría tratar de reestructurar sus deudas, o tal vez vender la totalidad o parte de sus negocios, incluyendo la cartera de activos de propiedad intelectual. Kodak posee 1.100 patentes relacionadas con la fotografía digital, que se emplean en cámaras de otros competidores, smartphones y tabletas.

Y es que no hay que olvidar que aunque Kodak se identifique principalmente con películas, carretes y negativos (aunque en los últimos años hayan tratado de reorientar el negocio hacia el consumo doméstico, con impresoras, cámaras o marcos digitales) la compañía fue pionera en el desarrollo de la cámara digital, aunque luego no fue lo bastante ágil en este sector y muchos la adelantaron.

Hoy en día el valor de mercado de Kodak se estima en unos 150 millones de dólares, cuando hace quince años valía más de 31.000 millones. Los 60.000 empleados que trabajan entonces en su sede central son ahora 7.000, y desde 2007 no ha conseguido cerrar un ejercicio sin pérdidas.

Un panorama de lo más sombrío para la antes colorida Kodak…

0
 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios