La (lucrativa) era de las pulseras/gadget

FitBit ha recaudado 12 millones de dólares para avanzar en el desarrollo de gadgets deportivos como su FitBit Ultra, apuntándose a la última tendencia de la electrónica de consumo.

Más allá de la Wii Fit, y más allá de los teléfonos que cuentan nuestros pasos y los accesorios para correr con un iPod, llegan estas pulseras (o en el caso de FitBit, clips para prender en la ropa) casi omniscientes que saben a dónde vamos, a qué hora, y si de verdad estuvimos todo el rato corriendo o hicimos trampa andando un trecho del camino. 

Foundry Group, True Ventures, SoftTech VC y Felicis Ventures son algunos de los inversores que han apostado por el dispositivo de FitBit, en una ronda de financiación que se conoce apenas unos días después de que Nike presentara su pulsera Fuelband, que también registra deportes como la natación o el deporte y otorga "puntos" por actividades deportivas en un ejemplo de gamificación.

Pero ambas llegan a la palestra por detrás de Up, la pulsera de Jawbone, que se convirtió en uno de los gadgtes más comentados a su salida pero ha encontrado problemas de rendimiento en algunas unidades. La empresa devuelve el dinero por las pulseras defectuosas, aunque no se devuelvan. A finales de diciembre recibió 40 millones de dólares para reanimar el negocio.

No sabemos si estos cacharros para deportistas tecnológicos serán un éxito o no, pero al menos, y a diferencia de las famosas PowerBalance, hacen algo.

Fuelband


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios