BAQUIA

Rovio, creadora de Angry Birds: “La piratería no es tan mala, nos ayuda a hacer negocio”

EP. La finlandesa Rovio se ha consolidado como una de las compañías de videojuegos móviles más populares del momento gracias a Angry Birds, que ha arrasado en los dispositivos móviles y ha ido dando el salto a otras plataformas como Chrome o Facebook (a partir del 14 de febrero).

La expansión de la marca Angry Birds también ha permitido a Rovio diseñar un sinfín de productos de merchandising con la imagen de las enfadadas aves, que no ha tardado en ver replicados: peluches, sudaderas, camisetas, llaveros y todo tipo de productos no oficiales han inundado miles de tiendas, en un claro ejemplo de piratería de la imagen propiedad de Rovio.

Pero la compañía parece haber reaccionado con buen talante a las imitaciones y falsificaciones. En lugar de perjudicar a la marca, han entendido que la piratería es una forma de expandirla, como ha explicado el CEO de Rovio, Mikael Hed, en su intervención el Midem de Cannes.

Según Hed, la compañía es consciente del problema de la piratería (“tanto de aplicaciones como de productos de consumo”), pero intenta sacar un enfoque positivo de la reproducción y distribución de sus productos sin licencia.

Hed ha comentado que “la piratería puede que no sea tan mala” y que “al final se puede ampliar el negocio”, aumentando su masa de usuarios. Rovio no habla de “piratas”, sino de fans que consumen sus productos, oficiales o no. “Si crece la base de fans, aunque no paguen, al final nuestro negocio acabará creciendo”, ha explicado Mikael Hed.

El directivo asegura haber aprendido mucho de la industria musical y “la forma terrible en que han tratado de combatir la piratería”. Su punto de vista es radicalmente distinto: cree que es inútil perseguir judicialmente a los piratas, a no ser que vendan productos dañinos para la marca o que hagan perder seguidores.

Para seguir ampliando el negocio de los pájaros irritados, Rovio podría llegar a acuerdos con discográficas o artistas para distribuir su música. “Nuestras aplicaciones se han convertido en canales, y podemos utilizar ese canal para vender otro contenido”, explicaba Hed.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios