BAQUIA

Amazon vende, pero a costa de sus beneficios

La fuerte inversión en hardware, grandes lanzamientos y licencias de contenido ha pasado factura a Amazon, que en el último trimestre del año vio bajar sus beneficios un 58 por ciento.

La tableta Kindle Fire ha batido las expectativas de ventas al elevar la cuota de mercado de las tabletas Android al 39 por ciento y , pero su precio de 199 dólares supone un gran esfuerzo para la empresa, que se cree que pierde -o al menos, no gana- dinero con la venta del hardware.

A ello se suman los acuerdos de licencias por contenido, ya sean vídeos para su nueva plataforma online o libros, que han aumentado su catálogo con la expansión de la firma a España. Al menos, no pagan nuevas licencias de música porque su servicio Player se basa en los archivos que ya tienen los usuarios.

Pese a todo, la compañía no ve ningún motivo para reducir su ritmo de gastos. Al fin y al cabo, el modelo de negocio de Amazon nunca ha sido ganar dinero con sus dispositivos (ya sea el Kindle o la Kindle Fire), sino con el contenido y las aplicaciones que los usuarios compran para esos gadgets, o atraer a los consumidores a sus servicios de video y música. Sin olvidar su potente presencia en el sector de la computación en nube o su negocio tradicional de la venta de libros, discos y demás objetos tangibles.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios