BAQUIA

El malware apuesta por el código abierto

Los desarrolladores de software malicioso parecen haber adoptado los métodos, la colaboración y la estrategia del código abierto a la hora de desarrollar sus herramientas.

En concreto, la firma de seguridad Seculert apunta a la creación de toda una comunidad de desarrolladores en torno al troyano Citadel diseñado para atacar plataformas de banca online.

Como ocurre por ejemplo con las distribucioens de Linux, los desarrolladores tienen foros en los que proponer cambios, informar de errores o comentar variaciones del código para hacerlo más eficiente. Y como ocurre con otros productos del código abierto, circulan por la Red distintas versiones y modificaciones del troyano en cuestión.

Además, los usuarios del código (es decir, los estafadores) reciben de los desarrolladores cosas como manuales o acuerdos de licencia del malware, que afecta especialmente a Italia y Estados Unidos, aunque también está presente en Australia, Alemania, Portugal, Reino Unido o España, entre otros países.

Esta adopción de prácticas de la comunidad del software libre es un dolor de cabeza para los expertos en seguridad, porque permite a los ciberdelincuentes disponer de códigos que evolucionan más deprisa, incorporan novedades de distintas categorías (desde cifrado de datos hasta sistemas para pasar desaparecibidos) y son más difíciles de combatir.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios