BAQUIA

Los estudios de juegos independientes viven su gran momento

El proyecto de Double Fine Productions para diseñar un juego recaudó  1,7 millones de dólares en la página de crowdfounding Kickstarter, batiendo récords y poniendo de relieve que no hace falta ser un gran estudio para crear un juego popular.

Para empezar, han aumentado los canales de distribución para juegos sencillos. En materia de teléfonos móviles encontramos la variedad que va de la AppStore de Apple a Android, pasando por plataformas como Windows Phone. Las redes sociales se han demostrado como un medio popular para juegos, además de rentable gracias a los bienes virtuales.

Las compañías tradicionales de juegos han apostado por minijuegos descargables (la PS Vita, por ejemplo, llega con un centenar de títulos disponibles) y existen proyectos alternativos como la Indie Humble Bundle. que se vende por la voluntad.

A esta variedad de mercados se suman unos costes de producción menores a los que hubieran hecho falta hace unos años, y vía de financiación como la mencionada Kickstarter, que permiten a empresas -o diseñadores- modestos convertirse en el éxito del momento, algo que puede llevar a convertirse en un imperio como Rovio, con película en ciernes, o a ser rápidamente adquirido por nuevas potencias como Zynga.

No es mal momento, pues, para empezar a jugar.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios