Los gadgets del MWC

Entre puestos grandes y pequeños, aplicaciones, servicios, operadoras y , de lo que trata la feria móvil de Barcelona es de dispositivos portátiles. Móviles, tabletas o híbridos que acabarán en nuestras manos más pronto que tarde. O eso esperamos.

La surcoreana LG fue de las primeras en presentar su Optimus 4X HD, con un procesador NVIDIA Tegra 3 de cuatro núcleos, presentado como un ordenador de sobremesa que nos cabe en el bolsillo.

Aunque ha llevado sus teléfonos y tabletas de la línea Galaxy, la mayor parte de la promoción de Samsung en la feria intenta vendernos el  Galaxy Note, un híbrido que, pese a su buen rendimiento, no nos convence porque es sencillamente demasiado grande.

HTC, por su parte, ha aterrizado en Barcelona con la línea One, encabezada por un dispositivo que sigue la tendencia de móviles más grandes y que es la apuesta para recuperar relevancia ante Samsung y Apple. Y por si hubiera alguna duda de que están en la vanguardia, los cascos de Beats (esos que aparecen en cada videoclip moderno) estaban ahí para recordárnoslo.

También son voluminosos los Xperia S de Sony, ahora sin Ericsson. En su gama baja nos llamó la atención la serie U, dispositivos de "primer smartphone" dirigidos a jóvenes y que incluye una banda luminosa que cambia de color con la música o las fotos. No tenemos claro que sirva para algo, pero las luces de colores siempre llaman la atención. Más serias son las tabletas y la PS Vita, que por supuesto tenía un rincón en el pabellón de Sony.

Nokia, con un gran stand, ha desplegado tres productos muy distintos: los bien recibidos Lumia (el 800 nos gustó, y por lo que pudimos ver en la feria, su hermano mayor, el 900, merece que lo tengamos en cuenta), tres dispositivos de su línea Asha para mercados emergentes.

Completa la oferta de la finlandesa el 808 PureView, una maravilla para los aficionados a las fotos, si no les importa sufrir el sistema operativo Symbian. Pudimos probarlo en Barcelona, y su rapidez y definición nos impresionaron.

Motorola trajo un buen montón de dispositivos, liderados por la tableta Xyboard/Xoom 2, que espera conseguir mejores ventas que su predecesora, y el Motorola Razr, sin olvidar el resistente "a prueba de vida" Defy, sus bases para utilizar el smartphone como ordenador y su MotoACTV, reproductor y entrenador personal para sumarse a la moda de los gadgets deportivos.

Cierra la lista Huawei, empeñada en convertirse en la nueva estrella en mercados maduros, con una gama de dispositivos Ascend lo bastante competitivos como para hacer dudas a los escépticos. Huawei asegura que el Ascend D es el más veloz del mundo, quizá deberían acercarse al stand de Microsoft phone, donde apuestan 100 dólares a que su teléfono es más rápido.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios