Raspberry Pi, el ordenador de 22 libras

Un ordenador, por simple que sea, no vale 22 libras (unos 26 euros). O al menos, no hasta ahora, porque la Raspberry Pi ha llegado al mercado por ese precio, que descenderá aún más a 16 libras este mismo año.

El ordenador, en realidad, es poco más que una placa base de tamaño similar al de una tarjeta de crédito, y para utilizarlo necesitaremos accesorios como una pantalla, un teclado y quizá una carcasa (ya sea una lata de sardinas, un estuche escolar o cualquier otra cosa).

Construida por voluntarios de la fundación británica Raspberry Pi, la máquina funciona con Linux y admite conexiones de Internet de alta velocidad. El interés inicial por hacerse con uno de ellos terminó con las existencias disponibles por ahora y tumbó la página de la fundación, que ha prometido seguir fabricando más de estos minordenadores.

Cada vez son más los que piden que la programación se enseñe en los colegios como si de un idioma se tratara, asegurando así que las nuevas generaciones lo vean como algo mucho más intuitivo y natural y multiplicando sus posiblidades de expresarse o de construir sistemas a voluntad. Sistemas como la Raspberry Pi permiten acercar esa posibilidad a los escolares sin grandes desembolsos de presupuesto, adelantando incluso al famoso "ordenador de 100 dólares" (ahora tableta) para países en desarrollo.

[Imagen de portada de paz.ca vía Flickr]


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios