BAQUIA

Retroshare, las descargas postMegaupload

Cuando las autoridades francesas impusieron la Ley Hadopi, que penaliza el uso del P2P con el corte de la conexión de tres avisos, la mayoría de la gente se limitó a cambiar el eMule por el streaming. Y aunque a día de hoy aún no se ha celebrado ningún juicio para cortar una conexión, el uso de las reproducciones directas sigue en alza.

Por eso no nos sorprende que tras la polémica de las leyes SOPA y PIPA, la gran operación contra Megaupload, la sentencia contra Pirate Bay en Reino Unido y la entrada en vigor de la ley Sinde-Wert, el tráfico esté desviándose a otras fuentes de intercambio de archivos.

Según TorrentFreak, uno de los beneficiados es RetroShare, un cliente de intercambio de archivos anónimo y sin censura, que transmite archivos cifrados. Los usuarios intercambian certificados con personas en las que confían, y los archivos subidos desconocidos siempre pasan por un amigo fiable, explican en el blog.

Las descargas en esta red se multiplicaron por tres en plena campaña contra la SOPA,y volvieron a subir en más del doble en Febrero, cuando llegó el cierre de Megaupload. Y sus responsables resumen la situación señalando que ahora están registraron 10 veces más descargas que el pasado diciembre.

Y si estas redes entre contactos conocidos son el presente de los intercambios de archivos, ¿qué nos deparará el futuro?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios