Linux y Android se reencuentran

Durante cerca de dos años, Linux y Android han sido como dos parientes que no se dirigían la palabra. Hasta ahora.

El pasado domingo Linus Torvalds anunciaba la versión 3.3 del kernel de Linux, que incluye una serie de recursos para terminar con la distancia que separa los dos sistemas operativos.

Estrictamente hablando, cualquier dispositivo Android es un dispositivo Linux. Sin embargo, la mayoría de programadores Android trabaja con una interfaz Java, una versión personalizada de Linux modificada por Google, que es una escisión del repositorio principal de Linux desarrollado por Torvalds.

Ahora, con la nueva versión del kernel unificada, todas las partes se benefician. Para el usuario, nada debería cambiar aparentemente, pero para los programadores aumentan las posibilidades de desarrolar drivers, y enlazar y compatibilizar Linux y Android.

De este modo, la programación debería ser más sencilla y ágil, y los desarrolladores y fabricantes de hardware podrán trabajar en dispositivos Linux compatibles con Android, o incluir en los dispositivos prestaciones de Linux que hasta ahora no se habían habilitado para Android.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios