BAQUIA

El sector público comienza a abrazar la nube

El sector público aún anda muy rezagado en la incorporación de tecnología basada en la nube, si lo comparamos con el sector privado. Sin embargo, se trata de una situación que comenzará a cambiar este año, según el informe Exploring the Cloud: a Global Study of Governments’ Adoption of Cloud, de la consultora  KPMG International.

Según el estudio, la adopción del cloud en las entidades gubernamentales (9 por ciento) va mucho más lento que el de las entidades con ánimo de lucro (13 por ciento). Sólo el 12 por ciento de los directivos de entes públicos afirma que se asignó a tecnologías en la nube más del 10 por ciento del gasto total en TI en 2011. No obstante, se prevé que a finales de 2012 esta cifra aumente más del doble y alcance el 28 por ciento.

“Los gobiernos son cada vez más conscientes de que la adopción de la nube podría reducir drásticamente el coste de la prestación de servicios a los ciudadanos”, comenta Cándido Pérez Serrano, socio responsable de Infraestructuras, Gobierno y Sanidad de KPMG en España. “En esta nueva etapa de austeridad en los gobiernos, se ve claro que la nube se convertirá rápidamente en una herramienta fundamental para recortar costes en el sector público”.

El 73 por ciento de los responsables públicos entrevistados necesita recortar costes para poder implantar un entorno basado en la nube. “Al colocar los servicios en una plataforma basada en la nube, los gobiernos se están dando cuenta de que pueden mejorar la forma en la que los ciudadanos acceden a los datos y, como consecuencia, pueden ofrecer un servicio más transparente y más receptivo en la interacción con los principales departamentos del sector público”, añade Cándido.

Garantizar la seguridad de los datos será crucial, especialmente cuando se maneja información personal de los ciudadanos e información confidencial sobre el gobierno. Casi la mitad de los participantes (el 47 por ciento) cree que la seguridad será el reto más significativo al que tendrán que enfrentarse cuando trabajen en la nube.

La seguridad preocupa especialmente a las entidades gubernamentales de mayor tamaño, ya que entre este tipo de entidades, el porcentaje asciende al 56 por ciento de de directivos encuestados. Por otro lado, casi el 80 por ciento de todos los participantes confiarían más en la nube si los servicios fuesen certificados por un órgano del gobierno, además, uno de cada cuatro participantes considera que la gestión de TI y el cumplimiento regulatorio son los principales retos de cara al futuro.

Casi uno de cada tres participantes en el estudio del sector público señala que prefiere adoptar un entorno de nube privada, frente a sólo el 22 por ciento, que estudia las posibilidades de utilizar una plataforma de nube pública.

En el informe de KPMG también se identifican una serie de jurisdicciones que han tomado la iniciativa en la adopción de la nube. Concretamente, los gobiernos de Australia, Italia, Dinamarca, Singapur y Estados Unidos parecen haber logrado grandes avances en la implantación de tecnologías en la nube ya que aproximadamente el 30 por ciento de participantes de estos países indica que ya las han implantado parcial o totalmente.

“Los gobiernos de todo el mundo pueden aprender lecciones muy valiosas de los pioneros, especialmente en el área de seguridad y gestión de riesgos”. Asimismo, a medida que los proveedores de servicios basados en la nube van adquiriendo experiencia en la prestación de servicios a los gobiernos, esperamos que aumente de forma significativa el número de entidades que confíen y adopten esta tecnología” concluye Cándido.

“España, siendo uno de los referentes a nivel mundial en material de Administración Electrónica, tiene por delante un reto y una oportunidad de ser igualmente una referencia en la adopción de este nuevo paradigma tecnológico”, concluye.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios