Twitter se niega a otorgar a las autoridades información de sus usuarios

Un tribunal de Nueva York ha solicitado a Twitter datos personales de Malcom Harris. Este tuitero, conocido por ser editor de The New Inquiry, fue detenido el 1 de octubre junto con otros 700 activistas por participar en el bloqueo del puente de Brooklyn, una de las protestas del movimiento Occupy Wall Street que tuvo lugar el año pasado.

Ahora las autoridades reclaman su dirección de correo electrónico y los tuits publicados en los últimos 3 meses. El tribunal declaró que Harris no tenía posibilidad de negarse a la petición, ya que la información solicitada pertenece a Twitter. Pero Ben Lee, abogado de Twitter hizo uso de la política de privacidad y términos del servicio para desmentir la declaración del tribunal: "El usuario manifiesta y garantiza que tiene todos los derechos, el poder y la autoridad necesaria para garantizar los derechos que se derivan de todos los contenidos que envíe".

Por otro lado, independientemente de la propiedad de los derechos de estos tuits, la solicitud de esa información requiere una orden de registro, de la cual carece el tribunal.

No es la primera vez que Twitter se ha opuesto a las peticiones de las autoridades. El año pasado rechazó una orden judicial que prohibía informar a algunos de los tuiteros vinculados con Wikileaks de que el gobierno estaba intentando obtener sus datos. No obstante, Twitter sí ha revelado este tipo de información en casos de mensajes difamatorios contra otros usuarios. Véase el caso de el jugador del Manchester United, Ryan Giggs.

En el caso de Harris, Twitter ha dejado patente que se trata de una red social segura, que protege ante todo los datos personales de sus usuarios, lo cual debería tranquilizar a éstos. Pero sin embargo, no ha podido evitar que un hacker haya aprovechado una brecha en la seguridad y haya publicado en Pastebin los datos, las contraseñas y los correos electrónicos de cerca de 55.000 usuarios


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios