BAQUIA

Manuel Cebrián: “El éxito del crowdsourcing es impredecible”

La inteligencia colaborativa de la humanidad, canalizada a través de las redes sociales mediante dinámicas de crowdsourcing y gamification, es capaz de afrontar los más desafiantes retos. Este fue uno de los principales mensajes lanzados por Manuel Cebrián en el taller sobre "Rapid Social Mobilization" organizado por el ISDI (Instituto Superior para el Desarrollo de Internet) en Madrid.

El investigador del Media Lab de MIT realizó durante más de una hora un repaso de los tres casos más importantes sobre movilización social que se han realizado hasta el momento en el mundo científico, y concluyó que el hecho de que los Estados hayan sido capaces de extender su función más básica, la seguridad de sus ciudadanos, a las redes sociales, supone la culminación definitiva del establecimiento de la “sociedad de Internet”, una sociedad compleja en la que el rol de los ciudadanos como inteligencia colectiva y mano de obra ocasional está viviendo una transformación sin retorno que afecta a la sociedad civil y al mercado de trabajo mundial.

No obstante, Cebrián alertó también del lado más complejo de esta práctica: una enorme volatilidad e imprevisibilidad en los resultados que hace que aún los científicos no hayan conseguido modelizarla. Según su opinión, la principal conclusión de su trabajo es que se está utilizando de forma tan masiva en el mercado que existe un enorme riesgo de que ocurra un desastre en breve y eso derivará en una regulación. Además, según añadió, conocemos los casos de éxito y podemos estudiarlos, mientras que los fracasos se silencian y no podemos olvidar que “El potencial del crowdsourcing para hacer el mal puede ser mayor que para hacer el bien”.

Manuel Cebrián es miembro del Scientific Advisory Board del ISDI, investigador en el Media Laboratory del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y dos veces consecutivas ganador del desafío que lanza anualmente DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency), la agencia de inteligencia militar de Estados Unidos y principal creadora de Internet en los años 60, a las universidades norteamericanas.

Por el lado positivo, las conclusiones de este experto apuntan a la defensa de las numerosas ventajas que ofrecen el crowdsourcing y la gamification (teoría de juegos aplicada a la resolución de conflictos). Las más destacables son:

· Elimina los cuellos de botella habituales en las tareas, ya que deja el trabajo en manos de una comunidad que, de forma espontánea, se moviliza y, demás, en muy poco tiempo.

· A la vez, esto supone que también se cubren los puntos de vulnerabilidad en las acciones desarrolladas.

· Reduce considerablemente los costes y facilita el acceso al mercado laboral al aumentar el número de personas de los equipos y eliminar las barreras que suponen las fronteras.

Cebrián explicó que la participación en este tipo de acciones nunca es altruista por parte de los individuos, que encuentran su motivación, bien en retornos económicos, bien en otros que tienen que ver con su prestigio personal. Y reconoció que para el mundo científico plantea un reto el conocer cómo funcionan en realidad este tipo de fenómenos por su inherente falta de control. Justo de este aspecto parten los puntos negativos que ha descubierto en el crowdsourcing: “Aunque es una revolución absolutamente imparable, entraña riesgos si se utiliza con objetivos poco transparentes porque siempre es más fácil destruir que crear y eso hace que no funcione en todas las ocasiones”, comentó.

Aún así, son cada vez más las empresas e instituciones que recurren a estas prácticas incluso para trabajos relacionados con la seguridad. Según Nacho de Pinedo, CEO del ISDI, “El trabajo de Manuel demuestra que el papel de las redes sociales no es un fenómeno frívolo. La movilización social a través de las redes puede ser estratégica para las compañías, los estados y la ciencia y, con ellas, para nuestra economía, máxime en un momento en que necesitamos sumar todo el talento posible para mejorar nuestra situación. El crowdsourcing es justamente eso: el empleo de la inteligencia colectiva para resolver problemas complejos de una manera eficaz y aplicable a cualquier entorno”.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios