BAQUIA

Liferay y el reto de recuperar al desarrollador en España

Liferay

Cualquier noticia que tenga que ver con generación de empleo es bien recibida. Y más si se trata de un sector como el de los desarrolladores, que en España no tienen especial visibilidad.

Liferay, uno de los principales suministradores mundiales de plataformas corporativas de código abierto, ha anunciado la puesta en marcha de un nuevo programa de captación de talento con el que pretende incrementar un 50% su plantilla en España durante 2012, reclutando desarrolladores de la más alta cualificación.

El programa, bautizado como “Most Valuable Programmers (MVPs)”, se ha puesto en marcha este mes de junio, y se centrará en acciones de divulgación, eventos y encuentros específicos de captación donde se utilizará una dinámica de concurso, que consistirá en resolver un reto tecnológico concreto. Aquellos desarrolladores capaces de dar con la solución entrarán en el proceso de selección.

Con este programa la compañía tiene como previsiones duplicar su plantilla en su centro de I+D en Madrid, si bien, como señala Jorge Ferrer, vicepresidente de Ingeniería de Liferay, “la corporación no nos pone límites, de forma que contrataremos a todos los jóvenes talentos que seamos capaces de encontrar y que superen el proceso de selección”.

Según explica Ferrer, “La corporación de ha dado cuenta de que en España existe muchísimo talento difuminado dentro de múltiples perfiles tanto técnicos como de gestión, ya que se trata de un mercado donde es difícil desarrollar una carrera como desarrollador a un alto nivel. El Centro de I+D de Madrid es la cuna donde se lidera la evolución e innovación de una elevado número de los productos y las soluciones Liferay, lo que nos convierte en una las pocas multinacionales que realiza este tipo de actividades de I+D en España, y por eso queremos atraer a los mejores”.

La figura del desarrollador, un reto en España

El desarrollo de software, una profesión que en el mundo de la tecnología se considera absolutamente “vocacional”, vive en España una situación complicada, según Carolina Moreno directora general de Liferay, por dos motivos principales. “En primer lugar, porque es considerada uno de los escalones más bajos dentro de los perfiles informáticos, mientras que en otros países es valorada de un modo totalmente opuesto, como una pieza clave o un recurso estrella estratégico".

“En segundo lugar, y derivado de lo anterior, por las escasísimas posibilidades de desarrollar una carrera continuada en este ámbito que permita a los ingenieros convertirse en expertos tecnológicos y en figuras de referencia en su ámbito, ya que si comienzas trabajando como desarrollador y la empresa apuesta por ti, normalmente la única forma de conseguir una promoción profesional es ascender hacia la gerencia de proyectos o de equipos y alejarse cada vez más del plano tecnológico”.

Por estas circunstancias, "los mejores talentos tecnológicos no tienen la oportunidad de desarrollarse como tales, aportar valor a través de sus conocimientos, disfrutar con el trabajo que les gusta y ser valorados adecuadamente". Una situación que Liferay quiere voltear convirtiendo a los desarrolladores en piezas claves de la organización y de la evolución del producto.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios