BAQUIA

¿Empezamos a aburrirnos de Facebook?

Parece que Facebook no ha elegido el mejor momento para su salida a bolsa. Justo en estos últimos meses su crecimiento en EE.UU. se ha estancado de manera considerable. Según datos de comScore, recogidos en un artículo de The Wall Street Journal, nos encontramos ante el crecimiento más pobre desde que la empresa mide sus visitas.

La red social experimentó durante el pasado mes de abril un crecimiento en el número de visitantes del 5% respecto al año pasado, un dato bastante alarmante comparado con el 24% en 2011 y el 89% en 2010.

Facebook grafico

De igual manera, el incremento de tiempo que los usuarios pasan al día conectados a Facebook se ha reducido. La media del pasado mes de abril fue de unas 6 horas mensuales, sólo un 16% más que el año pasado, frente al 23% en 2011 y el 57% en 2010. Como vemos en el gráfico superior, Facebook ha cedido terreno frente a las redes globales de Yahoo, Google o Microsoft.

Además, según otra encuesta de Reuters e Ipsos, el 34% de los usuarios reconoce que pasa menos tiempo en la red social que hace seis meses, debido a que la experiencia les resulta cada vez más aburrida, irrelevante o inútil. Así que ya no se trata del lógico y casi físico techo de usuarios, que en mercados maduros Facebook puede haber tocado ya, sino de retener su interés.

De igual manera piensa Sean Parker, fundador de Napster y primer presidente de Facebook, que aseguró en la conferencia de lanzamiento de Airtime que Facebook le aburre. Huffington Post ha recogido algunas de sus declaraciones: “Facebook no te ayuda a hacer contactos nuevos, Facebook no desarrolla nuevas relaciones, Facebook solo está intentando ser el modelo más preciso de tu gráfico social. (…) Hay una parte de mí que se siente de alguna forma aburrida por todo esto”.

Estos síntomas de agotamiento coinciden con la caída en la cotización bursátil de Faebook, que en unas semanas ha pasado de un máximo de 45 dólares la acción a un mínimo de 26,80, lo que no ayudará a la confianza de los inversores.

Siguiendo con las perspectivas financieras de la red social, su facturación publicitaria también se ve afectada. El porcentaje de crecimiento respecto al último trimestre del 2011 sigue siendo tremendo, un 44%, pero en absoluto comparable al 77% del tercer trimestre del año pasado.

El problema de Facebook es que, una vez que logra una penetración en torno al 45% de la población internauta de un país, su crecimiento se estanca. Parece que una vez superada la novedad, la expectación se reduce inevitablemente. Además, cada vez más personas se conectan a esta red social desde sus teléfonos móviles. Y en la pantalla de un móvil los anuncios, principal fuente de ingresos de Facebook, no son igual de eficaces…

¿Superará Facebook este bache? Lo que está claro es que tomar medidas desesperadas para aumentar su base de usuarios, como permitir el uso de la red social bajo supervisión paterna a menores de 13 años no parece la solución correcta.

Los más fatalistas ya han puesto hasta fecha de defunción: de aquí a ocho años, hacia 2020, Facebook habrá desaparecido. Siguiendo un ciclo parecido al de Yahoo seguirá existiendo como empresa, pero valdrá el 10% de lo que vale ahora, ya que habrá sido reemplazada por una nueva generación de webs centradas en monetizar el valor de su plataforma. La gran tarea pendiente de Facebook.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios