Sequoia de IBM es el superordenador más potente del mundo

El sistema de supercomputación Sequoia, desarrollado por IBM, lidera la lista Top 500 publicada por la Conferencia Internacional de Supercomputación, con las 500 máquinas más potentes del mundo a fecha de junio. IBM es la gran dominadora de la lista, ya que ha creado cinco de los ocho superordenadores más potentes.

Con un total de 16,32 petaflops sostenidos (cuatrillones de operaciones por segundo), Sequoia, desarrollado para la National Nuclear Security Administration (NNSA) de Estados Unidos e instalado en el Laboratorio Lawrence Livermore de California, es un sistema IBM Blue Gene/Q de 96-rack y permite simulaciones de fenómenos a un nivel de detalle hasta ahora imposible de conseguir.

Sequoia

Es la primera vez desde noviembre de 2009 que un ordenador instalado en los Estados Unidos encabeza la lista. Sequoia sustituye a K Computer, ahora segundo sistema más potente y líder en el ranking en la anterior edición de noviembre. K Computer ha sido desarrollado por Fujitsu y está instalado en el Institute for Computational Science (AICS) de Kobe, en Japón.

IBM es además el fabricante del primer superordenador europeo de la lista, situado en cuarto lugar y alojado en el Centro de Supercomputación de Leibniz (Alemania). El nuevo sistema LRZ SuperMUC ha sido desarrollado a partir de servidores IBM System x iDataPlex y ofrece un rendimiento máximo de hasta tres petaflops. Incluye también una nueva tecnología de refrigeración de agua caliente creada por IBM que permite ahorrar hasta un 40% de energía en comparación con un sistema de aire refrigerado.

Dentro del ranking encontramos en puesto 378 otro de los superordenadores con tecnología de IBM instalados en España. La Universidad de Cantabria aloja Altamira, un sistema de supercomputación que está basado en la arquitectura x86 de IBM con servidores iDataPlex dx360 M4. Con 3.840 cores, Altamira es capaz de proporcionar una potencia pico de cálculo de 79,87 teraflops y 74,39 teraflops sostenidos, lo que lo sitúa en la vanguardia de los centros de supercomputación del mundo.

El sistema permitirá abordar proyectos que requieran procesar gran volumen de datos, en áreas cómo física de altas energías, astrofísica, medio ambiente, dinámica de fluidos, ingeniería genética, materia condensada, óptica, entre otras, y también permitirá cubrir las grandes necesidades de simulación del Instituto de Hidraúlica. Precisamente uno de los objetivos del nuevo sistema es ofrecer desde la Universidad de Cantabria la colaboración a las empresas para que aprovechen el uso de estos recursos de supercomputación.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios