BAQUIA

BYOD: ¿derecho o priviliegio?

Byod

Con Bring Your Own Device (BYOD) parece que llega un fenómeno asociado: Bring Your Own Problems… Y es que a las ventajas que aporta el uso de dispositivos personales en el trabajo se añaden los muchos dolores de cabeza que esta tendencia produce en el departamento técnico.

En este sentido, Fortinet ha presentado un estudio en el que analiza los principales retos que el fenómeno BYOD plantea en la seguridad corporativa. La investigación se ha realizado en 15 países, entre ellos España, durante los meses de mayo y junio, a 3.800 trabajadores entre 20 y 29 años, conocida como Generación Y. La elección de la muestra responde a conocer la actitud de los decisores y gestores del futuro respecto a la creciente tendencia BYOD.

El estudio revela la baja consideración que dicha generación otorga a la seguridad corporativa cuando utilizan sus dispositivos personales en el trabajo. Tres cuartas partes (74%) de los encuestados de todos los países se apuntan al BYOD, 81% en España. Lo llamativo es que la mayoría considera que usar sus dispositivos personales en el trabajo es más un derecho (55%) que un privilegio (45%).

Otros datos interesantes del estudio se resumen en:

– La primera generación de trabajadores que se enmarca en el fenómeno BYOD es consciente de los riesgos que esta práctica conlleva para las empresas en que trabajan. El 42% de los encuestados cree que la potencial pérdida de datos y la exposición ante amenazas maliciosas de TI son los principales riesgos.

– Sin embargo, esa conciencia no impide que los trabajadores eludan las políticas corporativas. De hecho, más de un tercio de los encuestados (36%) ha infringido o infringiría la política corporativa que prohíbe el uso de sus propios dispositivos personales con fines laborales.

– En cuanto a las políticas que prohíben el uso de aplicaciones no autorizadas, un 30% admitió que ya había violado o violaría esta política. La práctica del Bring Your Own Application (BYOA), en que los usuarios crean y utilizan sus propias aplicaciones personalizadas en su trabajo, se convierte así en otro factor de riesgo corporativo.

– El 66% de los encuestados considera que son ellos mismos –y no la empresa– los responsables últimos de la seguridad de sus dispositivos, aunque sea para su uso en el trabajo. En el caso español, este porcentaje se eleva al 74%.

– Desde la perspectiva del usuario, el principal impulsor del BYOD es la capacidad de acceder a las aplicaciones preferidas en cualquier momento, sobre todo a las redes sociales y comunicaciones privadas. El 35% de los encuestados no podrían pasar un día sin acceso a las redes sociales, el 47% sería incapaz de estar un día sin SMS y el 38% no podría prescindir del correo electrónico. Lo que tal vez refuerza la idea de la irresponsabilidad, o por lo menos, de la conciencia laxa sobre el compromiso del dispositivo…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios