Multa a Toshiba por fijar los precios de los televisores LDC

Un tribunal de justicia de California del Norte ha condenado a Toshiba por violar las leyes antimonopolio y causar daños y perjuicios a los usuarios y fabricantes de componentes por la fijación de precios en sus televisores LCD. Según ha declarado la judicatura, Toshiba conocía de antemano los precios que tendrían los futuros productos de sus competidores, por lo que era consciente de la mala conducta que estaba llevando a cabo.

La firma japonesa tendría que pagar una multa de 87 millones de dólares. 70 millones serían destinados a los consumidores que compraron los productos en Estados Unidos de forma indirecta, y 17 millones a los fabricantes afectados. Toshiba ha declarado que recurrirá la sentencia a través de todas las vías legales disponibles.

Lcd_tv_toshiba_rv_635_front

El caso se remonta a 2006, cuando un grupo de grandes firmas de electrónica fueron acusadas de inflar artificialmente los precios de sus productos LCD (televisores, ordenadores portátiles y teléfonos móviles) en Estados Unidos. En diciembre de 2011, Samsung, Sharp y otros seis fabricantes de pantallas acordaron pagar 388 millones de dólares en un acuerdo con los fabricantes de equipos originales. Poco después, Hitachi y Epson Imaging, entre otras, ofrecieron 553 millones de dólares para eludir los cargos de los que se les acusaban. Sin embargo, Toshiba decidió desmarcarse y llevó el juicio a la corte federal de San Francisco.

Pese a todo, Toshiba no tendrá que pagar finalmente la cantidad impuesta porque las multas a los anteriores acusados ya cubrieron los daños y perjuicios generados. En marzo, la taiwanesa AU Optronics fue también declarada culpable de violar las leyes antimonopolio en Estados Unidos por la misma acción; sin embargo, declaró que apelará la sentencia.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios