BAQUIA

La crisis económica también afecta a las TI

Hoy ha tenido lugar la presentación del estudio “Las Tecnologías de la Información en España, 2011”, elaborado por Ametic, la Asociación de empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y contenidos digitales.

Este estudio analiza las cifras del mercado interior y exterior de nuestro país, la producción, el empleo y la investigación y desarrollo en el sector de las Tecnologías de la Información del año 2011, así cómo la variación con respecto a otros años.

                        Tecnologiasinformacion

En primer lugar, se hizo una reflexión contextual del panorama actual de la economía en España. Todos somos conscientes de la existencia de un excesivo endeudamiento del sector privado, una perdida constante de competitividad, el deterioro del mercado de trabajo, los recortes presupuestarios… Al igual que otros sectores, las TI también se ven afectadas por estos problemas.

El sector español de TI cerró el ejercicio de 2011 con una cifra de facturación de 17.725,80 millones de euros, un 2,1% inferior a la registrada en 2010. Además, este retroceso ha sido mayor que el obtenido por la economía española en su conjunto: la aportación al PIB por parte de este sector ha pasado a ser del 1,5%, ocho puntos menos de su valor en 2010.

El motivo de esto es la débil demanda del mercado interior en todos los sectores, y especialmente en el de las TI. Esto es algo lógico teniendo en cuenta las restricciones presupuestarias, la reducción de la inversión por parte de las empresas y la reducción de la renta en los hogares.

Por suerte, no todos los datos son negativos. Las exportaciones han vuelto a crecer durante el año pasado un 9,9% respecto al 2010, acercándose a la cifra global. Aun así, el principal problema de nuestra economía sigue siendo el mismo: España tiene una economía importadora, dependemos del exterior. La mayor parte del consumo tecnológico en España proviene de productos de terceros países, especialmente de otros países de la UE (75,2%) o Norteamérica (12%), que importan a nuestro país sobretodo hardware.

Por otro lado, para poder hacer un análisis en profundidad del mercado de las Tecnologías de la Información, debemos dividirlo en tres áreas: hardware, software y servicios de TI.

El mercado interior de hardware ha sido el más afectado, y se ha visto reducido un 10,4% respecto al 2012, facturando un total de 3.137,80 millones de euros. Este fuerte retroceso no ha podido ser compensado por las ligeras mejoras en los otros dos mercados. La causa del retroceso se debe al descenso registrado en la venta de unidades centrales (-12,6%), ya que 4 de cada 5 euros invertidos en unidades centrales han ido para dispositivos como tablets o netbooks, disminuyendo la venta de ordenadores portátiles. También se han registrado descensos en la venta de sistemas de almacenamiento (-12%) y sistemas de impresión (-4,1%).

El mercado de software ha crecido un 3,1%, situando su facturación en 1.881,33 millones. A pesar de que la venta de sistemas operativos ha disminuído un 3%, otros productos como las bases de datos o las herramientas de desarrollo han crecido un 11,8% y un 4,6% respectivamente.

Por último, los servicios de TI han aumentado un 0,5%, con 7.359,59 millones de facturación, debido principalmente al aumento de los servicios de comercio electrónico (13,5%), publicidad interactiva (10,8%) y alojamiento de sitios web (5,7%) así como su diseño y desarrollo (1,8%).

También se dieron algunos datos respecto a los empleados del sector de TI en España, que da trabajo a 195.000 personas. Estos puestos requieren una alta cualificación (el 62% de trabajadores tiene un título superior), y ofrecen a cambio contratos de larga duración y un salario medio de 32.900 euros al año por persona.

Entonces, ¿Qué diferencia a una empresa de TI de otro tipo de empresa? Una empresa de TI invierte hasta seis veces más en I+D que otro tipo de empresa, tiene una mayor productividad (son 1,5 veces más productivas en cuanto a facturación), y acumula un déficit comercial mayor, debido a que la tasa de importaciones es mucho más alta que en cualquier otro tipo de empresa.

La presentación concluyó con la siguiente reflexión: estamos en deuda con el sector de Tecnologías de la Información en España. El Gobierno español debería comprometerse más con la industria y con el sector de TI, ya que las tecnologías de la información pueden ser el motor que ayude al país a salir de la crisis.
 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios