Una camiseta para cargar tu móvil

A la era tecnológica se le ha unido la era ecológica donde se intenta que todo sea reutilizable o, por lo menos, no contaminante. Todos los productos deben tener “una salida de escape” para no contaminar ya que actualmente son miles las toneladas de basura que se producen y perjudican el planeta Tierra.

Dos científicos de la Universidad de Carolina del Sur han trabajado para avanzar en esta línea y han logrado convertir un polo de algodón en una batería.

 954_117201263167

El doctor Xiaodong Li junto con el doctor Lihong Bao han publicado un artículo en la revista Advance Materials en la que explican el experimento sobre cómo convertir una camiseta de algodón en una fuente de almacenamiento de energía eléctrica.
Para realizar el experimento escogieron una camiseta de algodón blanca básica y la sumergieron en una solución de fluoruro. La calentaron alcanzando altas temperaturas en un recipiente sin oxígeno para evitar que ardiera. De tal forma que la celulosa de algodón se transformó en carbono activado pero con la flexibilidad de la tela original. Esta nueva particularidad permitirá en un futuro próximo el desarrollo de aparatos electrónicos amoldables como móviles y portátiles enrollables, asegura el doctor Li.
Al utilizar pequeños trozos de tela como un electrodo para "cargar" la camiseta, se percataron de que el material puede utilizarse para actuar como un condensador, necesario en muchos aparatos electrónicos para almacenar una carga eléctrica. De hecho, la tela logra almacenar más del doble respecto a un condensador normal.
No obstante, no se conformaron. Por lo que decidieron revestir cada una de las fibras de la tela de algodón convertida en carbono activado con nanoflowers de óxido de manganeso.
Con este aditivo el rendimiento de la tela mejoró y se convirtió en un supercondensador. Es más, aún tras miles de ciclos de cargas y descargas, su capacidad de almacenamiento no disminuyó más de un 5%.
Este experimento puede suponer una gran contribución para una tecnología más sostenible. "Los métodos anteriores utilizaban aceite, combustible o químicos dañinos para el medio ambiente" asegura el doctor: "Nuestro método es más barato y ecológico".
 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios