Diario de una extradición: todo sobre el caso Assange

Ya es sabido por todos la situación apurada en que se encuentra Julian Assange, que hace meses perdió la batalla legal para frenar su extradición a Suecia, después de haber sido detenido en Londres en el año 2010, acusado por Suecia de varios delitos sexuales.

Desde un principio, Assange mantuvo que estas acusaciones no eran ciertas y que estaban directamente relacionadas con su labor en Wikileaks, que justamente había publicado ese año documentos confidenciales que involucraban a los Estados Unidos. Pero sus afirmaciones no sirvieron de nada, y finalmente el Tribunal Supremo de Gran Bretaña, autorizó la extradición de Julian Assange a Suecia.

Ante esta decisión, Assange decidió pedir asilo en la embajada ecuatoriana, donde se encuentra refugiado desde el 19 de junio para evitar ser entregado a las autoridades suecas.

                 Assange no extradicion

Hace poco tuvimos nuevas noticias sobre el caso, y supimos que Baltasar Garzón había sido el elegido para asesorar a Julian Assange en su proceso de asilo en Ecuador, un proceso complejo y difícil, ya que se extiende a distintos países y escenarios jurídicos y procesales. Garzón aseguró la existencia de una clara intencionalidad política en las acusaciones al fundador de WikiLeaks.

La historia se ha mantenido en vilo hasta esta semana. Europa Press anunciaba este jueves la decisión de Ecuador de conceder el asilo político a Julian Assange, por considerar que si es extraditado "no tendría un juicio justo" y podría ser víctima de un "trato cruel y degradante".

Reino Unido no tardó en responder a Ecuador, y afirmó que ofrecer asilo Julian Assange no cambiaría nada. Las autoridades británicas confirmaron que es demasiado pronto para decidir si revocarían el estatus diplomático de la embajada de Quito para permitir la extradición del fundador de WikiLeaks.
Tras estas declaraciones Ecuador ha denunciado que Reino Unido amenaza con asaltar la embajada, mientras los británicos defienden que tienen la "obligación legal" de extraditar a Assange.

¿Y ahora qué? Según la BBC este problema podría desencadenar en otro de repercusión global. Una ocupación de la embajada para arrestar a Assange podría hacer explotar un caos mundial y generar otros ataques contra embajadas británicas o de otros países en cualquier lugar del planeta. 

La alternativa a esta estrategia por parte de Reino Unido es esperar a que el fundador de Wikileaks salga de la sede diplomática para dirigirse a Ecuador y detenerlo en cuanto ponga un pie fuera. Pero no será tan fácil como parece. Ecuador podría intentar llevar a Julian Assange al aeropuerto en un coche de la embajada que también fuese inmune a las autoridades británicas o, incluso, hacerlo viajar escondido en el baúl. Sin duda, sería un desenlace al estilo de las películas de Hollywood.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios