Las gafas para ver cine en 3D tienen los días contados

¿Se acabaron las incómodas gafas para ver películas en 3D? Unos investigadores de Corea del Sur están desarrollando un nuevo sistema mediante el cual las gafas quedarían obsoletas gracias a una forma de proyección innovadora, según ha informado el portal Wired.

La moda de las películas en 3D ha provocado que muchos usuarios acudan con renovada expectación al cine; sin embargo, las gafas no siempre han sido del gusto de todos, e incluso se convertían en un calvario para aquellos que ya usaban lentes.

3dsingafas
Algunos dispositivos que existen ya en el mercado permiten visualizar efectos en tres dimensiones sin necesidad de ningún accesorio, como la Nintendo 3DS o el HTC Evo 3D. Sin embargo, para que pudiera aplicarse al cine, los proyectores tendrían que instalarse detrás de la pantalla, algo que sería muy costoso y que obligaría a reformar las instalaciones, muchas de ellas con un espacio más que limitado.

Tradicionalmente el efecto 3D se consigue mediante la proyección de dos imágenes en ángulos ligeramente diferentes a la pantalla. Por eso la película se ve distorsionada y borrosa si no se llevan las reconocibles gafas. Podría decirse que la misma película se está proyectando dos veces simultáneamente.

El nuevo método, que continúa en pruebas, permitiría que la proyección se continuase realizando desde detrás de los espectadores pero, gracias a una tecnología óptica colocada delante de la pantalla, la luz se polarizaría y, por tanto, se transformaría en una imagen en 3D.

Como explica Wired, el filtro que cubre la pantalla oscurece diferentes regiones verticales, al estilo de las persianas venecianas. Cada ojo, con un ángulo ligeramente distinto de visión, captaría parte de la pantalla bloqueada y parte de la pantalla visible. La imagen se intercalaría entre lo que ve el ojo izquierdo y el derecho, logrando el efecto que consiguen las lentes adaptadas.

La principal ventaja del nuevo sistema, aparte de la comodidad, es la reducción de costes al no tener que usar dos proyectores diferentes. Sin embargo, aún no se ha conseguido una gran calidad de imagen, por lo que la investigación continúa. “Esta tecnología se encuentra todavía prematura, pero se trata de un nuevo paso que estuvo sin desarrollarse por mucho tiempo”, declaró el físico John Koshel, de la Universidad de Arizona, que estudia la ciencia óptica sin vinculación con la investigación coreana.

De momento queda esperar un tiempo para poder ver las películas en tres dimensiones de la misma forma que una tradicional.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios