BAQUIA

Nokia y Microsoft pordrían ser los más beneficiados del juicio Apple-Samsung

Windows nokia

A Nokia y Microsoft les ha venido como agua de mayo el juicio entre Apple y Samsung. No hay nada mejor para un par de empresas que apuestan por un sistema operativo en crecimiento que sus dos principales competidores luchen entre ellos en los tribunales. Microsoft y Nokia han permanecido atrincherados durante la batalla, y ahora podrían colocarse en cabeza en la guerra.

Como ya sabemos, la batalla judicial entre Apple y Samsung fue en gran medida una guerra contra el sistema Android de Google, utilizado en el 65 por ciento de los smartphones vendidos a nivel mundial, y siendo Samsung su principal fabricante.

Después de semanas en vilo, el jurado dictaminó que la compañía surcoreana había copiado las características del iPhone y del iPad y compensó a Apple con 1.050 millones de dólares. Según el Wall Street Journal, este triunfo de Apple sobre Samsung abrirá las puertas a Microsoft al mundo smartphone, donde nunca ha alcanzado la posición privilegiada que disfruta entre los PCs, al tiempo que los fabricantes que optan por el sistema operativo Android de Google en sus dispositivos podrían empezar a replantearse esa decisión debido a los riesgos legales que ahora conlleva.

Poco después de conocer la decisión del jurado, las acciones de Nokia -aliado de Microsoft- subieron un 10,2%, a 2,746 euros, y las de Microsoft subieron un 1,6%. Algunos analistas de la industria móvil que estaban estudiando Windows como alternativa a Android están de acuerdo con que el fuerte golpe que ha recibido Samsung ha intensificado el interés de los fabricantes de teléfonos en Microsoft, ya que ninguno de ellos querría estar en el lugar de la surcoreana. Por eso, el porcentaje de smartphones con Windows aumentará significativamente. Actualmente supone menos del 5% del mercado, pero esa cifra podria crecer alrededor de un 30% en los próximos años.

Por su parte, Samsung intenta mantener la calma: "La demanda de Apple nos ha dado un punto de referencia en nuestra futura innovación. Nos centraremos en el desarrollo de nuestra propia interfaz de usuario única basada en la plataforma Android", ha comunicado un portavoz de la compañía.

Por otro lado, algunos analistas continúan mirando con escepticismo el software de Microsoft. Si bien es cierto que Microsoft se ha beneficiado de esta lucha, convitiendose en una alternativa a Android cada vez más presente, no basta sólo con eso: "La seguridad de las demandas por sí sola no es suficiente. Hay que atraer a los consumidores", ha asegurado Ron Laurie, co-fundador de Estrategia Inflexion Point en Silicon Valley.

¿Será capaz Microsoft de aprovechar su oportunidad y convencer a los fabricantes de utilizar Windows Phone? Y después de convencer a los fabricantes, ¿sabrá dar a los consumidores lo que quieren? Y en el caso de llegar a consolidarse como un fuerte rival en el mercado, ¿optará por un modelo de negocio al estilo Android, suministrando su sistema operativo a diferentes fabricantes? ¿O cambiará su estrategia para formar un nuevo imperio cerrado junto a Nokia como fabricante exclusivo? Muchas cuestiones por responder en el corto y medio plazo…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios