Google Fiber no entusiasma en Kansas City

Google-fiber

Todo parece indicar que la fibra óptica de Google no está teniendo todo el éxito que ellos esperaban. Desde que en julio anunciaran a bombo y platillo la puesta en marcha de Google Fiber en la ciudad estadounidense de Kansas, las conexiones ultrarrápidas de la marca del buscador parecen que cosechan un éxito bastante discreto, por lo que su salto a Europa podría retrasarse.

Las cifras oficiales señalan que en los dos primeros meses solamente 21.000 usuarios han pagado la cuota inicial de 10 dólares, lo que supone un 10% de la población de Kansas. De momento, las instituciones públicas son las más interesadas en el proyecto pero desde Google temen que con ellas no sea suficiente para cubrir los gastos. Según David Burnstein, periodista y analista de telecomunicaciones, el índice de contratación tendría que ser de entre el 20 y 30% para que el proyecto fuera rentable.

Google Fiber ofrece conexión gratuita durante siete años con una velocidad de entre 1 y 5 Mbpx siempre que el usuario pague la instalación de la red en su domicilio, unos 300 dólares (alrededor de 240 euros). La otra oferta que lanzan es una ultraconexión de 1Gbps simétrico por 70 dólares al mes ó 120 si lleva también televisión. Sin embargo, ni una ni otra opción ha tenido el éxito que Google se esperaba.

Por su parte Google, que ha dividido Kansas en 202 barrios con unas 800 viviendas cada uno, afirma que ha conseguido llegar a 180 de ellos (denominados como fiberhoods), donde aseguran la instalación de Fiber. “Este número nos ha impresionado y ni siquiera es el resultado final”, escribe Kevin Lo, director general de acceso de Google. “Todavía estamos procesando algunas solicitudes de direcciones finales y las preinscripciones de edificios de apartamentos. Este jueves vamos a compartir la lista definitiva de fiberhoods que se han clasificado para Google Fiber y el orden en el que van a ser construidas, junto a más detalles sobre los próximos pasos”, añade.

Una vez estudiado el índice de suscritores y los barrios con mayor número de usuarios, Google elegirá cuáles son los primeros en contar con las conexiones. “Aproximadamente una semana”, anunciaba Milo Medin, vicepresidente de tecnologías de acceso de Google, en julio.

Los barrios de Dubs Dread y Greenway Fields de Kansas serán los primeros, ya que cuentan con el 41 y el 50% de los suscriptores. Sin embargo, muchos vecinos denuncian que la táctica de Google aumentará aún más la brecha digital, ya que zonas en las que no puedan permitirse pagar esas cuotas no podrán acceder a sus servicios, ni siquiera sin en dichos barrios existen instituciones públicas interesadas (ya que no superaría el mínimo de usuarios interesados).

Con el lanzamiento de Fiber, Google entra en un nuevo proyecto dentro del mercado tecnológico al ofrecer un servicio de banda ancha. Las ambiciones del buscador se centraban en ofrecer unas conexiones que fuera la envidia de sus competidores. Pero, según los expertos, el escaso éxito se debe al fuerte desembolso que hay que hacer para la instalación del servicio (a pesar de contar con conexión gratuita), y a que la mayoría de usuarios se conforman con conexiones más baratas y con menor velocidad, además que muchos son reacios a pagar por adelantado por un servicio que no te aseguran, en función de la rentabilidad.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios